jueves, 15 de febrero de 2018

22:29:00
CIUDAD DEL VATICANO, 15 de febrero de 2018.- El Vaticano negó hoy que el Papa emérito Benedicto XVI padezca una “enfermedad paralizante” tras la publicación, en Alemania, de algunas declaraciones de su hermano Georg Ratzinger en este sentido.

En una breve nota enviada a Notimex, la dirección de la sala de prensa de la Santa Sede precisó que las “presuntas noticias” de una “enfermedad paralizante o degenerativa” que afectaría al pontífice retirado “son falsas”.

Benedicto con su hermano Georg durante su pontificado. (infovaticana)

"Dentro de dos meses Benedicto XVI cumple 91 años y, como él mismo ha dicho recientemente, siente el peso de los años como es normal a esta edad”, refirió el comunicado.

Georg Ratzinger, también sacerdote y cuatro años más grande que el Papa emérito, había señalado que su hermano está obligado a “recurrir a la silla de ruedas” y “la inquietud más grande es que la parálisis pueda terminar llegando a su corazón y entonces todo podría terminar velozmente”.

Esto en comentarios a la revista Neue Post que fueron publicados en la edición alemana del sitio web oficial de la Santa Sede, VaticanNews. (Notimex)

0 comentarios: