martes, 6 de febrero de 2018

17:55:00
MÉRIDA, Yucatán, 6 de febrero de 2018.- Una comunicación permanente, inglés a través de todas las alternativas posibles, opciones de trabajo exclusivas para estudiantes y más presupuesto para ampliar la oferta educativa en el interior del estado, son algunas de las propuestas que intercambiaron el precandidato del PRI a senador, Jorge Carlos Ramírez Marín, y un grupo de jóvenes universitarios, en el marco de sus actividades de precampaña.

En un diálogo abierto, organizado por las agrupaciones Expresión Juvenil Revolucionaria y Se Trata de los Jóvenes, los estudiantes de universidades y tecnológicos le expresaron al aspirante sus necesidades y sus puntos de vista sobre posibles soluciones.

Entre éstas figuran también programas específicos para emprendedores, mejorar el servicio de alimentación en las escuelas, dar facilidades para cubrir el costo de la titulación, resolver dónde vivir para los estudiantes foráneos y resolver el primer empleo para los egresados.

Cerca de 300 estudiantes de  las agrupaciones Expresión Juvenil Revolucionaria y Se Trata de los Jóvenes interactuaron con el precandidato a senador Jorge Carlos Ramírez Marín.

En este ejercicio, surgieron más planteamientos que con gran sinceridad y apertura expresaron los jóvenes al precandidato del PRI.

"Los estudiantes son un verdadero tesoro que el país tiene que cuidar, de su preparación y su compromiso social y ético depende todo lo que queremos hacer. No hay desarrollo en países que no saben apreciar la riqueza que hay en sus estudiantes", subrayó Ramírez Marín.

"¿Para qué rayos le sirve un senador a Yucatán?" fue el eje de la charla con cerca de 300 estudiantes, entre militantes y simpatizantes, a quienes el aspirante explicó cómo desde esta encomienda se pueden atender sus necesidades.

En el encuentro, les pidió su apoyo para ratificar su candidatura en la próxima convención estatal del PRI y afirmó que se considera apto y con experiencia para representarlos bien en la Cámara Alta. “Ustedes son el activo más importante del país”, recalcó el precandidato.

Las agrupaciones Expresión Juvenil Revolucionaria y Se Trata de los Jóvenes organizaron el evento con el precandidato.

Jóvenes como Lorena Chávez Alcocer, Juan David Yah Chan, Mauricio Romero y Karla Suárez Ricalde le plantearon sus inquietudes respecto a los problemas que afrontan los alumnos de nuevo ingreso a la universidad, los que vienen de fuera a estudiar a Mérida, los emprendedores y los que están por egresar y no tienen claras sus perspectivas de empleo.

En el ejercicio participaron estudiantes de las universidades Autónoma de Yucatán, Anáhuac Mayab y Oriente de Valladolid, los institutos tecnológicos de Mérida y de Tizimín, el Centro de Estudios Superiores de la CTM, la Escuela Normal Superior de Yucatán y la Universidad Tecnológica Metropolitana, entre otras instituciones.

La bienvenida estuvo a cargo de Salvador Orozco Rodríguez, líder estudiantil, quien destacó la importancia de estos espacios de diálogo, más aún con políticos como Ramírez Marín que se ha caracterizado por apoyar a los jóvenes.

La dinámica de la reunión facilita la expresión de ideas.

En el evento estuvo Jorge Carlos Ramírez Granados, hijo del precandidato al Senado.

Todos los estudiantes tuvieron la oportunidad de expresar sus inquietudes mediante tarjetas en cuatro tableros que se colocaron con las siguientes leyendas: "¿Qué rayos con los de nuevo ingreso?", "¿Que rayos con los foráneos?", "¿Qué rayos con los emprendedores?", y "¿Qué rayos con el último año de la carrera?". Cada joven escogió el segmento que quiso para opinar.

Luego, de viva voz Lorena Chávez, estudiante de Derecho de la UADY, habló sobre la falta de una retroalimentación para quienes no pasaron el examen de ingreso, la desmotivación que sufren quienes quedan fuera, la falta de una orientación vocacional más puntual para saber elegir una carrera, la dificultad para tomar cursos de inglés y la falta de más actividades extracurriculares para impulsar a quienes tienen interés por la cultura y el arte.

Entre otros conceptos, dijo que está empeñado en llevar a cabo su propuesta de cero jóvenes en las calles, a fin de que ningún joven se quede sin estudiar.

Mauricio Romero, estudiante de Agronomía del Tecnológico de Tizimín, señaló la falta de interrelación entre emprendedores de diferentes universidades para garantizar la viabilidad de los proyectos, y deploró que haya desinterés particularmente por los proyectos del campo.

A su vez, Juan David Yah, originario de Dzitás, relató los problemas que padecen quienes vienen de otros municipios a estudiar a Mérida, en cuestiones de renta, comida y transporte, y la falta de empleos de medio tiempo o en períodos vacacionales para poder obtener recursos y ayudarse en sus estudios.

Karla Suárez, pasante de Trabajo Social, dijo que los que están a punto de egresar desconocen si tienen el perfil y el nivel de preparación para lo que demanda el mercado laboral, muchos no saben cómo abrir un negocio, carecen de otras habilidades y temen caer en el subempleo, ocupados en cosas distintas a lo que estudiaron, entre otras inquietudes y preocupaciones.

Durante sus intervenciones, otros jóvenes pudieron sumarse con comentarios, opiniones y experiencias, lo que enriqueció el diálogo.

Hhay que analizar cada propuesta a ver si es factible, acotó Jorge Carlos Ramírez Marín.

Ramírez Marín fue respondiendo sobre la marcha, en cada uno de los cuatro segmentos. Entre otros conceptos, dijo que está empeñado en llevar a cabo su propuesta de cero jóvenes en las calles, a fin de que ningún joven se quede sin estudiar.

Una opción para quienes no pasaron el examen de admisión, explicó, es ofrecerles cursos propedéuticos para que se preparen bien y pasen en una segunda oportunidad. El objetivo es mantenerlos ocupados y motivados dentro del sistema educativo.

El precandidato dijo que hay que analizar si es factible instaurar la beca universal para el nivel universitario, hacer obligatorio el idioma inglés, reforzar las actividades artísticas, culturales y deportivas, fomentar el desarrollo de habilidades y crear bolsas de trabajo en las universidades. "Es imprescindible que tengamos y que funcionen”, subrayó.

De manera general, Ramírez Marín afirmó que hay buenas noticias para los jóvenes debido a que seguirá la ruta de crecimiento y la generación de empleos en Yucatán, y se avecinan más oportunidades, particularmente para quienes estudian ingenierías, con las empresas que se instalarán en la Zona Económica Especial, dedicada a las Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs) y los proyectos de energías alternativas que están por concretarse.

El aspirante dijo que se lleva una lista de tareas con base en lo que le plantearon los universitarios y les propuso elaborar propuestas concretas para cada uno de los segmentos abordados, a fin de que durante la campaña se afinen y él asuma finalmente los compromisos que pueda cumplir desde el Senado de la República.

0 comentarios: