miércoles, 7 de junio de 2017

14:11:00
Axel García

La regeneración de neuronas es uno de los principales temas de estudio de la neurociencia. Hasta hace algunas décadas se creía erróneamente que la muerte de las células nerviosas y neuronas era irreversible, pero gracias a los avances científico-tecnológicos, los investigadores pudieron comprobar que las neuronas sí pueden volver a nacer.


Parece que, en la mayoría de los mamíferos, se regeneran neuronas en el hipocampo y en el bulbo olfatorio. El hipocampo es esencial para el aprendizaje, la memoria y la orientación espacial, mientras que el bulbo olfatorio da sentido a la información que capta nuestro olfato.

Esto tiene sentido, pues la explicación que se le otorga a que nuestro cerebro produzca neuronas nuevas es que necesita mantener un conjunto de células con propiedades específicas, pero éstas duran un tiempo limitado. Además, son imprescindibles porque están especializadas para llevar a cabo un procesamiento neuronal muy concreto.

Al parecer, numerosos estudios afirman que las neuronas nacen en una porción del ventrículo lateral y luego migran al bulbo olfatorio. Allí se integrarán con células ya existentes y participarán en la memoria olfativa y en el condicionamiento del miedo a través del olfato.

También pueden migrar al giro dentado del hipocampo, adquiriendo un rol importante en el aprendizaje espacial y recuerdo de claves contextuales.

Los seres humanos se distinguen de otros mamíferos en que no poseen regeneración en el bulbo olfatorio. Sin embargo, se ha demostrado que sí se da esta regeneración en el hipocampo. Parece que eso explica por qué no somos tan dependientes del olfato como otros animales, mientras que poseemos mayor grado de adaptación cognitiva.

Antes de 1998, ya se sabía que existía neurogénesis (nacimiento de nuevas neuronas) en roedores y monos adultos. Pero, ¿y en los humanos?

En ese año, Eriksson y su equipo fueron los primeros en demostrar que en el hipocampo humano se produce regeneración neuronal. Utilizaron tejido cerebral humano postmortem, comprobando que durante toda la vida las neuronas se reproducen en el giro dentado.

Así, las células del hipocampo poseen una tasa de renovación anual del 1,75%.

Formas de estimular la neurogénesis adulta

Es posible estimular y favorecer la generación de nuevas células cerebrales mediante acciones cotidianas relativamente sencillas. La neurogénsis adulta contribuye a prevenir o ralentizar enfermedades neuro-degenerativas, así como a incrementar el rendimiento cognitivo en algunas áreas específicas. Veamos algunas formas de estimular la generación de nuevas neuronas.

Una de las más conocidas y estudiadas formas de estimular la neurogénsis adulta es el ejercicio físico regular a lo largo de toda la vida. Salir a correr, trotar o andar en bicicleta son, según los científicos, los mejores ejercicios para estimular la neurogénesis.

Está comprobado que la restricción calórica promueve la generación de nuevas células cerebrales, mediante el impulso de la respuesta de estrés del organismo. Es decir que el estrés generado por no cumplir con todos los requerimientos energéticos del organismo puede estimular al cerebro y favorecer el nacimiento de neuronas. Igualmente, una correcta alimentación continúa siendo fundamental para el buen rendimiento cerebral.

Además de una dieta saludable y baja en calorías, los especialistas recomiendan específicamente algunos alimentos por sus comprobadas propiedades neuro-estimulantes. Entre ellas se encuentra la cúrcuma, que es una especia típica de la comida india. Los arándanos, que funcionan como antioxidantes y el pescado, por su alto contenido de Omega-3.

Por último, los científicos también recomiendan el consumo de té verde por su alto contenido de ECGC, una sustancia directamente vinculada a la estimulación neuronal y el nacimiento de nuevas células cerebrales.

Al parecer podemos estimular la neurogénesis adulta de forma relativamente sencilla, realizando ejercicio e incorporando algunos alimentos a nuestra dieta. Ahora bien, podemos notar que estas recomendaciones son las mismas, o muy similares, a las recomendaciones que se dan habitualmente para llevar una vida saludable en general. 

Por lo tanto creo que deberíamos discutir si el tema de la neurogénesis adulta es tan novedoso y revolucionario, o simplemente se trata de llevar una vida relativamente saludable.