lunes, 8 de mayo de 2017

16:34:00
TIJUANA, Baja California, 8 de mayo.- Un muerto y decenas de heridos fue el saldo del brutal ataque que vivieron al menos 200 familias del Polígono 6 del Ejido Ojo de Agua la madrugada de ayer sábado 29 de abril por parte de un grupo de más de 100 individuos, alcoholizados y drogados, quienes portaban armas de fuego, de acuerdo con testimonios de los agredidos. Con chalecos y cascos, varillas y armas blancas, maquinaria pesada así como gasolina para prender fuego a las precarias viviendas del asentamiento, la agresión cobró la vida del joven José Corrales Almejo.


El líder estatal del Movimiento Antorchista en Baja California, Alfonso Villagrán Contreras, condenó el ataque contra los habitantes, simpatizantes y miembros del antorchismo, por lo que exigió a las autoridades estatales y federales una investigación sobre el asesinato y la artera agresión del grupo de vándalos.

Villagrán Contreras afirmó que el feroz ataque se dio para reprimir la exigencia ante las autoridades en torno a la regularización y escrituración de los terrenos de las familias del Ejido Ojo de Agua encabezados por el antorchismo. “Antorcha está ayudando a los tijuanenses para que tengan un lugar dónde vivir y siempre dentro del marco de la legalidad.”

El líder social negó que el Delegado de la Presa Este, Ignacio Acosta, no tiene ninguna tarea directiva en la Organización desde el primero de diciembre del año pasado. “Nuestro trato con el delegado es con la gestoría y mantenemos un diálogo permanente al igual que muchos sectores que necesitan atención del Ayuntamiento de Tijuana. Como autoridad tiene conocimiento de estos hechos”, enfatizó.

Las familias de Ojo de Agua están asentadas en el Polígono 6 del Ejido, lugar que está en proceso de regularización por parte de Comisión Reguladora de la Tenencia de la Tierra (CORETT), ahora Instituto Nacional del Suelo Sustentable (INSUS). Las familias que fueron atacadas y a quienes se les destruyeron sus chozas y vehículos con maquinaria pesada por el grupo de vándalos, exigen a las autoridades estatales y federales que se investigue y se castigue a los culpables de la violenta agresión en plena madrugada de este sábado 29 de abril.

Villagrán Contreras señaló que en días previos, Manuel Ramírez, un líder de pepenadores que frecuentemente es protagonista de la nota roja, y otra persona que dijo llamarse Juana Rivas, lanzaron amenazas en contra las humildes familias, de los que constan incluso audios del conocimiento de la población y de las autoridades.

“Los ataques y las descalificaciones que en recientes días se están haciendo en diversos medios de comunicación no justifican los ataques. Los agredidos, incluso con pérdidas humanas ya, son los habitantes de la 3ra Sección del Polígono 6.”

Los habitantes y su dirigencia antorchista señalan que en el área “entramos legalmente, avalados por el Ejido Ojo de Agua y junto con ellos hemos promovido la regularización ante INSUS.”

Los hechos ocurridos el sábado pasado son muy graves pues revelan también una sospechosa complicidad gubernamental con quienes, en ruedas de prensa y comunicados a los medios, lanzan abiertamente amenazas y anuncian que violarán flagrantemente la ley, tratando de que familias humildes no tengan derecho y acceso a espacios para construir sus hogares, afirmó Villagrán Contreras.

“De manera perversa vinieron, prepararon el ataque con una campaña mediática que encabezó Erika Santana, presidenta de la Barra de Abogados de Tijuana, en la que se decían amenazados de que se les invadirían sus tierras, por lo que debe investigarse a fondo si la autoría intelectual de la criminal agresión vino de Santana o de algunos de los que la han acompañado en sus ruedas de prensa o firmado sus comunicados” destacó el representante de los afectados.

Por su parte, Homero Aguirre Enríquez, vocero nacional del Movimiento Antorchista, señaló que todo el antorchismo está enterado de la agresión en Tijuana, y que en los próximos días se darán a conocer las acciones legales y de denuncia que emprenderá la organización en el estado y a nivel nacional. “Nuestros compañeros antorchistas de Baja California no están solos y serán respaldados por toda la organización y, juntos, pediremos que se castigue a los autores materiales e intelectuales de esa brutal agresión que costó la vida de José Corrales y más de 20 heridos”. (Boletín)