lunes, 8 de mayo de 2017

17:03:00
MÉRIDA, Yucatán, 8 de mayo de 2017.- La pequeña Evelyn, como la llamó su madre, nació con una  coartación de aorta, es decir, un defecto congénito del corazón que se presenta a través de un estrechamiento de uno de los vasos sanguíneos; situación que pone en riesgo la  vida de quien lo tiene, si no se trata oportunamente.

En el caso de esta paciente, la doctora Alejandra Alcocer Aguilar, jefa del Departamento de Neonatología de la UMAE “Ignacio García Téllez”, explicó que Evelyn nació por cesárea el 20 de enero del 2017, al tercer día de vida fue referida de su Hospital General por presentar arritmias cardiacas con estado de gravedad, por ello la ingresaron a Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales: “los expertos estabilizaron condiciones de la recién nacida y se inició protocolo de sospecha de cardiopatía congénita compleja, con reporte por Cardiología Pediátrica de la unidad con diagnóstico de coartación de aorta, de acuerdo a estudios de imagen realizados”.

La pequeña Evelyn en el Seguro.

Ya con el diagnóstico confirmado, un equipo multidisciplinario de especialistas la estabilizó de condiciones hemodinámicas y de un cuadro infeccioso que presentó al ingreso, posteriormente, fue sometida a una cirugía de corazón: “lo que hice fue encomendarla a Dios, a los doctores, a los cirujanos y bendito Dios, aquí está mi bebé de nuevo, salió excelente la operación", refirió Araceli Rosario Mukul Ek, madre de Evelyn.

La cirugía del defecto congénito cardiaco se realizó el 28 de febrero de 2017, desde un principio se reportó un procedimiento exitoso, evolución posoperatoria satisfactoria bajo los cuidados del equipo de Neonatología de la UMAE del IMSS, lo que permitió su egreso el pasado 28 de abril del año en curso, reveló la doctora Alcocer.

Por ahora, ella está en casa y será importante que los especialistas monitoreen su estado de salud.

“Les doy miles de gracias a los médicos del Seguro Social, de verdad se los dejé en las manos de Dios, como vayan tocando a mi bebé que Dios vaya usando su manos”, señaló la madre de Evelyn. (Boletín)