lunes, 8 de mayo de 2017

17:19:00
MIAMI, Florida, 8 de mayo de 2017.- El lunes la policía continuaba una cacería masiva después que el domingo por la noche dos personas fueron baleadas afuera del hotel Fontainebleau, lo que provocó que el tráfico en Miami Beach se convirtiera en una verdadera pesadilla.

Según la policía, poco antes de las 9 p.m. del domingo, un hombre y una mujer resultaron heridos de bala en Departures Drive, una rampa que queda entre el condominio Tresor Tower y el principal edificio de Fontainebleau. Las víctimas entraron corriendo al hotel en busca de ayuda.

La mujer estaba en condición estable, en tanto el hombre se encontraba en estado crítico con múltiples heridas de bala, dijo la policía.

El hombre se encontraba en estado crítico con múltiples heridas de bala, dijo la policía. (@MWrightReports)

Las dos víctimas fueron transportadas al Centro de Traumatismos Ryder, del Hospital Jackson Memorial. El vestíbulo del lujoso hotel, localizado en el 4441 Collins Avenue, fue acordonado y a los huéspedes no se les permitió entrar por la entrada principal mientras la policía investigaba el incidente.

Había una gran presencia policial en el área, y el embotellamiento de tráfico en Arthur Godfrey Road y en Collins Avenue se convirtió en un serio problema, en tanto un tramo de arena de la playa se cerró para buscar al agresor, que escapó a pie.

Helicópteros de la policía sobrevolaban la zona y unidades caninas K-9 de varias agencias policiales participaban en la búsqueda del sospechoso.

Jake Sabo, que se hospeda en el Fontainebleau, dijo que regresaba en un automóvil de Uber al hotel cuando vio la entraba bloqueada y a la policía y los helicópteros registrando el área.

Las dos víctimas fueron transportadas al Centro de Traumatismos Ryder, del Hospital Jackson Memorial. (@MWrightReports)

El vestíbulo del hotel Fontainebleau en Miami Beach mientras la policía investiga un tiroteo el domingo 7 de mayo de 2017. (Jake Sabo)

Cuando entró al hotel, Sabo dijo que gran parte del vestíbulo estaba acordonado.

Turistas de Ohio, que no quisieron dar sus nombres, estaban con sus equipajes en Collins y la calle 41.

“Nos hemos tenido que quedar aquí porque el chofer del taxi no podía llevarnos más lejos”, dijo uno de los turistas.

Varias mujeres ataviadas con ropa de noche y listas para ir a divertirse en clubs de la zona, se despojaron de sus tacones altos mientras iban o venían de hoteles durante los caóticos momentos.

A alrededor de las 11:20 p.m., la policía abrió las calles bloqueadas y dio por terminada la búsqueda, al menos por el momento, El pistolero seguía fugitivo.

“Estamos en las primeras etapas de la investigación y estamos pidiendo la ayuda de la comunidad”, dijo Ernesto Rodríguez, portavoz de la policía de Miami Beach. “Detectives del departamento están tratando de reconstruir los hechos que provocaron este desafortunado incidente”.

Luego que las calles volvieron a abrirse al tráfico, todo regresó a la normalidad.

Las personas salían y entraban al hotel, y de nuevo los parqueadores se encargaban de estacionar los autos en lugar de desviar el tráfico. (Noel Gonzalez y Carli Teproff / El Nuevo Herald)