martes, 18 de abril de 2017

12:46:00
WASHINGTON D.C., 18 de abril de 2017.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió este martes que la posible implementación de políticas proteccionistas en Estados Unidos y la tardanza en la renegociación de nuevos acuerdos comerciales tendrá consecuencias para México.

"Las condiciones de los mercados financieros se han endurecido considerablemente por el temor a que Estados Unidos adopte políticas más proteccionistas", dijo el FMI en su informe sobre la economía mundial.

Según el organismo estos factores contrarrestan el impacto positivo de una expansión más robusta de la economía estadounidense, que estima crecerá 2.3% este año, y de la depreciación de la moneda mexicana, ya que un peso más débil debería impulsar las exportaciones del país, 80% de las cuales se destinan a Estados Unidos.

Christine Lagarde, directora gerente del FMI. (EFE)

El FMI pone a México como ejemplo de posibles consecuencias negativas por la dilación en "las negociaciones de nuevos acuerdos comerciales".

La entidad, dirigida por Christine Lagarde, mantuvo este martes en 1.7% la previsión de crecimiento para 2017 de la economía mexicana, la segunda mayor de Latinoamérica, ante la incertidumbre sobre la relación con su mayor socio comercial, Estados Unidos.

"Las perspectivas de México, una de las economías más grandes de la región, se han debilitado", señaló.

Ante el "empañamiento de las perspectivas de inversión y consumo de cara a condiciones financieras menos halagüeñas y más incertidumbre en torno a las relaciones comerciales con Estados Unidos", en México "el crecimiento se moderará a 1.7% en 2017 y 2.0% en 2018", consideró.

El gobierno mexicano prevé cifras similares para este año (entre 1.3% y 2.3%) pero superiores para el próximo (entre 2% y 3%).

El pronóstico del FMI no varía respecto a su informe de enero, cuando recortó su estimación de crecimiento para México ante la incertidumbre generada por la elección de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos.

Trump criticó muy duramente el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que desde 1994 une a su país con México y Canadá en una zona de libre comercio, y prometió renegociar sus términos, que considera demasiado ventajosos para el vecino del sur.

Recorta crecimiento en AL y el Caribe

Además el FMI recortó en medio punto porcentual la proyección de crecimiento de la economía de América Latina y el Caribe este año, anticipando ahora una expansión de 1.1% en un escenario de altibajos.

El recorte coincide con el sometimiento de las mayores economías de la región que crecerán a tasas por debajo de su potencial.

Aunque la actividad registrará un repunte en 2018 cuando se proyecta un crecimiento de 2.0%, la nueva lectura contenida en el reporte Proyecciones Mundiales Económicas (WEO) representa igualmente una revisión a la baja de dos décimas de punto respecto de su edición de octubre pasado.

El FMI señaló que si bien la actividad en la mayor parte de los países exportadores de materias primas estaría respaldada por la recuperación de los precios, “los fundamentos internos continuarán desempeñando un papel determinante en las perspectivas de algunos países grandes”.

El FMI apuntó para México, entre las mayores economías del área, una perspectiva de 1.7% para 2017, en tanto que para Brasil anticipó tasas de 0.2% y 1.7% en 2018, una revisión al alza de dos décimas de puntos respecto de octubre.

De hecho y de concretarse esta previsión, el gigante del sur dejaría atrás una de las recesiones más profundas que haya padecido.

Para Argentina, el FMI proyectó una tasa de incremento de 2.2% para este año gracias al aumento del consumo y de la inversión pública, y de 2.3% para el próximo conforme la inversión privada y las exportaciones se recuperen.

Anticipó que en Venezuela continuará la profunda crisis, previendo una caída de 7.4% en el Producto Interno Bruto (PIB) este año y de -4.1% para 2018, en medio de un escenario “de amplias distorsiones económicas” que alimentan una inflación de rápido incremento.

A su vez, consideró que el aumento de los precios de las materias primas contribuirá a estimular el crecimiento en Chile, con tasas de 1.7 y 2.3% este y el próximo año respectivamente, lo mismo que para Colombia, donde la expansión será de 2.3% en 2017 y 3.0% para 2018.

En Centroamérica el crecimiento este año alcanzará 3.9% y 4.1% el próximo, en tanto que para el Caribe se anticipa una expansión de 3.6% en 2017 y 4.2 para 2018.

Crecimiento mundial apunta a 3.5%

La economía mundial ha repuntado y parece colocada en la senda de una expansión sostenida que resultará en un crecimiento de 3.5% este año y de 3.6 para el año 2018, anticipó hoy el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Como trasfondo de estas proyecciones, la institución citó las favorables condiciones en el ámbito financiero y comercial del mundo, donde dijo se registra “una recuperación cíclica largamente esperada”, aunque el empuje continuará proviniendo de la actividad de los países emergentes.

En su reporte Proyecciones Económicas Mundiales, (WEO), presentado aquí en la víspera de los trabajos de su reunión anual de primavera, el fondo destacó también el impacto que la recuperación de los precios de las materias primas ha tenido en las condiciones económicas del mundo.

“El fortalecimiento de la actividad y las expectativas de robustecimiento de la demanda mundial, sumados a las restricciones que se ha acordado aplicar a la oferta de petróleo, han colaborado para que los precios de las materias primas dejen atrás los mínimos registrados a comienzos de 2016”, señaló la institución.

Explicó que ese aumento ha dado alivio a los exportadores de materias primas, empujado al alza general la inflación mundial, “y ha aliviado las presiones deflacionarias”.

“Los mercados financieros vienen operando al alza y con expectativas de prolongación de las políticas de estímulo en China y expansión fiscal, así como desregulación en Estados Unidos. Si la confianza y el optimismo de los mercados siguen siendo firmes, el crecimiento a corto plazo bien podría sorprender positivamente”, indicó.

China y la India encabezarán la fuerte expansión dentro de las economías emergentes, bloque que crecerá en su conjunto a un ritmo de 4.5% este año, una décima de punto por debajo de la proyección contenida en el reporte de octubre pasado, aunque repuntará a 4.8% para 2018.

Destaca aquí el desempeño de la India creciendo a tasas de 7.2% este año y de 7.7% en 2018, en tanto China aumentará 6.6% este año y 6.2% el próximo.

Notable también es el desempeño de las economías emergente y en desarrollo de Asia, donde el Fondo Monetario Internacional proyectó un crecimiento sostenido de 6.4% en 2017 y en 2018.

En cambio, la economía en América Latina continuará sometida, con tasas de 1.1 y 2.0% para este y el próximo año, en ambos casos con revisiones a la baja respecto de las proyecciones de octubre.

La actividad en las economías avanzadas será moderada, de 2.0% para 2017 y 2018, con una revisión mínima al alza de una décima de punto respecto de octubre para este año.

En Estados Unidos se esperan tasas de 2.3 y 2.5% para este año y el próximo año de manera respectiva, con revisiones al alza en los dos, y por encima de la expansión de 1.7 y 1.6 proyectados para los países de la región del euro.

El fondo observó, entre otros riesgos, las políticas aislacionistas, las cuales, dijo, “ponen en peligro la integración económica y el orden económico de cooperación mundial, que han sido de gran beneficio” particularmente de las economías emergentes.

De igual manera, el FMI alertó sobre el riesgo de que las condiciones financieras desmejoren en algunas regiones del mundo si las alzas en las tasas de interés en Estados Unidos ocurren más aprisa de lo anticipado.

A nivel más general, el FMI advirtió que la pérdida de optimismo y confianza de los mercados podría empañar las condiciones financieras “y exacerbar las vulnerabilidades que existen en varias economías”, incluyendo China. (AFP / Notimex)