martes, 18 de abril de 2017

17:28:00
COPENHAGUE, Dinamarca, 18 de abril de 2017.- En el fútbol se ve de todo. Fantasías de verdaderos cracks del balón y situaciones repugnantes que nada tienen que ver con el espíritu deportivo y la sana competencia. En el clásico de la Superliga de Dinamarca se vivió el lunes pasado una de esas escenas desagradables e insólitas del balompié mundial. Los hinchas del Brondby lanzaron ratas muertas a los jugadores del Copenhague, Benjamin Verbic y a Ludwig Augustinsson, cuando se disponían a cobrar un tiro de esquina.

Jugador del Copenhague retira a los roedores del campo de juego para poder ejecutar el córner.

Obviamente los jugadores se sorprendieron ante la lluvia de roedores, se apartaron un poco, pero casi que de inmediato patearon los animales a un lado y ejecutaron el córner.

Al final del juego los futbolistas del Copenhague no se dejaron intimidar y se alzaron con la victoria 1-0 en condición de visitantes. Pero, más allá del triunfo, la comidilla fue pésimo trato de los seguidores del Brondby, un equipo con sede en Brondbyvester, en las afueras de la capital danesa.

El ‘New Firm’, como se conoce al derbi danés, se vio manchado por ese episodio que muy probablemente genere una sanción al club de la hinchada agresora.

El Brondby publicó un comunicado rechazando el hecho. “Estamos molestos por la derrota, pero más desafortunado es que haya algunos aficionados que no puedan comportarse correctamente. Vamos a revisar el material de video y entablar un diálogo con los seguidores para identificar a la persona adecuada y asegurarnos de que no ingrese más al estadio”, dijo Troels Bech, director deportivo de la escuadra. (El Heraldo Colombia)