lunes, 9 de enero de 2017

14:11:00
CIUDAD DE MÉXICO, 9 de enero de 2017.– En medio de marchas en todo el país, bloqueos en carreteras y el saqueo, procedentes de indignación generalizada por un aumento en los precios de los combustibles, el Presidente Enrique Peña Nieto insistió en que la gasolina es más barata en México que en el mundo y presentó el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar, el cual pretende fortalecer el mercado interno y contener la escalada en los precios de la canasta básica.

“El incremento en los precios de las gasolinas vino a reflejar en el precio del aumento del petróleo. El ajuste no es consecuencia ni de la Reforma Energética ni de la Hacendaria. De no ajustar el precio las finanzas habrían tenido presión adicional”, argumentó el Peña respecto al aumento de precio de gasolina en Palacio Nacional.

“Los precios de la gasolina en México se mantienen competitivos, en comparación con otros países. De no ser por Venezuela, Ecuador y Bolivia, en el resto de los países la gasolina es más cara, incluyendo Centroamérica y Cuba, donde el precio es más elevado”, añadió.


La inconformidad social expresada desde el primer día del año, cuando entró en vigor el aumento al combustible no se ha detenido, ni siquiera se detuvo con el mensaje que el pasado jueves dio el titular del Ejecutivo en un anuncio transmitido en cadena nacional, para explicar las razones de la decisión.

Peña Nieto volvió hoy a mencionar este día que mantener los precios de manera artificial implicaría el desembolso de 200 mil millones de pesos al año, lo que equivaldría a cancelar programas sociales, detener la operación del Instituto Mexicano del Seguro o los del Seguro Popular.

Dijo que la medida fue una “decisión difícil” pero tuvo el objetivo de evitar estos y otros riesgos como incrementar la deuda del país, lo que pondría en riesgo la estabilidad de la economía nacional.

Peña Nieto dijo que la convocatoria fue para dar marco a un acuerdo que permita ser sensibles.

En su intervención, el Secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, respaldó el acuerdo con elogios al Presidente. Lo llamó estadista. Dijo que Peña no antepone su popularidad, sino que toma decisiones responsables.

“Si existe una tarea difícil en el mundo es la de ser líder y más aún la de ser estadista”, dijo.

Después de los elogios a Peña Nieto dijo que el acuerdo firmado este día es para apoyar a todos los mexicanos.

“Hoy aquí, los grupos reunidos envían un mensaje claro: debemos trabajar en unidad”, afirmó.

Criticó las protestas y el vandalismo y dijo que ese acuerdo era la respuesta.

El Secretario del Trabajo Navarrete Prida, del Estado de México, es un priista de vieja cuña, cercano a Peña.

El Secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña, presentó un documento, que fue entregado a las partes firmantes, donde se establece que se realizarán las acciones necesarias a efecto de evitar que se dé un incremento injustificado en los precios de los productos de la canasta básica.

“El sector gubernamental, se compromete a: Impulsar las acciones que permitan mantener la estabilidad de los precios de la canasta básica, así como vigilar y sancionar cualquier abuso en los términos de ley”, señala el documento que firmaron hoy el Presidente y representantes de los distintos sectores productivos en Palacio Nacional.

Esta medida, y las demás previstas en el acuerdo, indica el texto leído por Meade, se toman debido a las condiciones externas y al ajuste que se dio en el precio de los combustibles.

“Conscientes de la importancia de atender en un marco de diálogo y de respeto la problemática derivada del incremento internacional de los precios de los combustibles y de una compleja coyuntura internacional y nacional, coincidimos en la importancia de avanzar en todas aquellas medidas que contribuyan a la estabilidad económica y social del país, la inversión, el empleo, el ingreso y el bienestar de las familias mexicanas”, expuso el Secretario de Hacienda a nueve días de que entró en vigor el alza a la gasolina en todo el país.

El acuerdo contiene cuatro ejes, dijo, “Proteger la economía familiar, fomentar las inversiones y el empleo, preservar la estabilidad económica y preservar y fortalecer la cultura de la legalidad y el estado de derecho”.

“Entre las medidas que el Gobierno asume están: emitir un decreto para fomentar el retorno de capitales que se encuentren en el extranjero; modernizar el transporte público y facilitar la movilidad urbana; garantizar un creciente superávit primario, reduciendo el endeudamiento del Gobierno Federal; reducir en 10 por ciento la partida de sueldos y salarios de servidores públicos de mando superior de dependencias federales y exhortar a los demás poderes a que hagan lo mismo”, explicó José Antonio Meade.

“El Gobierno de la República ejercerá el presupuesto de manera clara, transparente y austera, cuidando en todo momento el gasto social. Se impulsará la plataforma de transparencia presupuestaria, incluyendo información sobre contrataciones gubernamentales”, advirtió.

“Somos conscientes de la situación por la que atraviesan las familias del país y desde aquí queremos dar un apoyo”, aseguró el Secretario de Hacienda.

Por su parte, el sector empresarial se comprometió a no incurrir en un incremento indiscriminado de precios de bienes y servicios, evitando repercusiones injustificadas o fenómenos de especulación, particularmente en el caso de los productos que forman parte de la canasta básica.

En tanto que los sectores laboral y del campo, permanecerán atentos y vigilantes, a efecto de detectar y denunciar aquellos casos de abuso o incumplimientos a este compromiso.

“El Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar habrá de ser la hoja de ruta que nos permita mantener y ampliar la fortaleza de nuestro mercado interno contribuyendo a superar el panorama que tenemos frente a nosotros”, estipula el documento leído por el Primer Mandatario.

Las protestas por el gasolinazo han hecho eco en la prensa internacional. Este lunes, el diario New York Times destaca que “la confianza en Peña Nieto es tan baja- los índices de aprobación han caído por debajo del 25 por ciento- que parece que tiene problemas para vender cualquier cosa al público”.

El medio dijo que si la credibilidad de Peña Nieto continúa disminuyendo “será imposible que el Presidente logre mucho antes de la elección presidencial de 2018”.

La nota firmada por Kirk Semple y Elisabeth Malkin, pone de manifiesto que el contraste con los primeros días en la Presidencia de Peña Nieto es notable.

“Cuando asumió el cargo, hace cuatro años, su instinto político afilados ayudaron a empujar una agenda audaz de reformas en el Congreso con el apoyo de la oposición. Las reformas incluyeron la apertura del sector energético tradicionalmente cerrados a la inversión extranjera, un logro político excepcional dada la opinión del público mexicano. Pero ahora esos instintos parecen haber sido erosionados por el escándalo y la mala administración, y tal vez por un aislamiento de las emociones en la calle”, menciona el New York Times.

Refiere que tal vez el mayor beneficiario político de la disminución de la popularidad de Peña Nieto ha sido Andrés Manuel López Obrador, líder del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que lidera en las encuestas de los posibles candidatos para las elecciones presidenciales de 2018.

Este lunes, en entrevista con Ciro Gomez Leyva, el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, indicó que al menos doce empresas de transportistas van a pedir sus permisos por manifestarse con el bloqueo de las carreteras por el gasolinazo. “Están en proceso de notificación”, dijo.

Entre las empresas que perderán sus permisos son la Asociación de Transportistas de Manzanillo, los permisionarios José María Gallardo y Marisela Rodríguez Zermeño, Autotransporte Nuevo Mundo S.A de C.V. (Sin Embargo)