lunes, 9 de enero de 2017

09:03:00
MADRID, España, 9 de enero de 2017.- Una masa de frío polar procedente de Escandinavia ha cubierto gran parte de Europa este fin de semana. Al menos 33 personas han perdido la vida en Polonia, Italia, Grecia, República Checa, Bulgaria, Albania y Rusia, donde se han registrado las temperaturas más frías desde hace más de un siglo.

Polonia: 25 grados bajo cero

En Poloniase han registrado temperaturas de hasta 25 grados centígrados bajo cero, un frío intenso que ha costado ya la vida a al menos 20 personas durante los últimos días, ha informado este domingo el Centro de Seguridad del Gobierno polaco. Desde noviembre, 65 personas han fallecido en Polonia a consecuencia del frío. Otras 24 personas han muerto por inhalación de monóxido de carbono emitido por las estufas que usaban para calentarse. Cada año mueren en este país una media de 80 personas a causa de las bajas temperaturas. En la mayoría de casos se trata de mendigos que se quedan dormidos en zonas poco resguardadas o de personas bajo los efectos del alcohol.

Italia: 17 grados bajo cero
En Italia se han registrado este sábado ocho muertes por bajas temperaturas, la mayoría, de personas sin hogar con edades comprendidas entre los 46 y los 66 años. Este domingo ha seguido en alerta por la ola de frío, aunque con especial intensidad en el centro y sur del país, donde las comunicaciones por carretera y tren sufren las consecuencias. 

Nieve impide salir de las casas en Chieti, pueblo italiano a 845 metros de altitud. (Abruzzolive.it)

Según varios medios locales italianos, los colegios del sur del país no abrirán sus puertas este lunes, y el tráfico marítimo entre el continente y las islas ha sido cancelado. Los termómetros han descendido a -17,4 grados en la zona montañosa próxima a la ciudad de Génova.

La situación de las zonas afectadas por los seísmos que causaron la muerte a casi 300 personas en agosto del año pasado es especialmente complicada porque la nieve dificulta la movilidad. Las autoridades han impuesto la obligación de circular con neumáticos de invierno y cadenas en las zonas próximas a Amatrice, una de las localidades devastadas por los terremotos.

En la capital, Roma, la temperatura este mediodía era de tan solo dos grados y, bajo un cielo cubierto, la sensación de frío es mayor por las rachas de viento. El agua se congeló en parte de algunas de las fuentes de la Plaza Navona, la Fontana de Trevi o la de la Plaza Barberini.

Alemania: 31,4 grados bajo cero

En Alemania, las nevadas y la presencia de hielo en calles y carreteras han puesto en jaque amplias zonas del país, donde ha habido varios accidentes a consecuencia de las condiciones meteorológicas, según la policía.

El intenso frío ha convertido cientos de kilómetros de autopistas y carreteras en peligrosas pistas de patinaje sobre hielo, un fenómeno que se conoce en el país como glatteis. En Marienberg-Kühnhaide, en el Estado oriental de Sajonia, se han registrado -31,4 grados, mientras que en Baviera, en las localidades de Reit im Winkl y Schorndorf, el termómetro ha marcado 26 grados bajo cero. "¡Quédense en casa!", ha sido la llamada del servicio meteorológico a la población del norteño Estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental. Para comienzos de semana se espera una subida de las temperaturas, con excepción del este y el sureste del país, donde continuarán las heladas.

República Checa: 34 grados bajo cero

Tres personas, dos de ellas sin hogar, han fallecido en la República Checa, que cerca de la frontera con Alemania, en Sumava, registró la temperatura más baja, con 34 grados bajo cero. Praga, la capital, ha registrado la noche más fría en lo que va de invierno, según las autoridades. 
Rusia: 35,9 grados bajo cero.

Fuerte nevada, este domingo en Kiev (Ucrania). VALENTYN OGIRENKO REUTERS

Una fuerte tormenta de nieve ha paralizado la vida en Estambul con cientos de vuelos cancelados y el Bósforo cerrado al tráfico marítimo. La tormenta ha dejado casi 40 centímetros de nieve en la metrópoli turca durante la noche, lo que ha causado estragos en las carreteras mientras los viajeros buscaban salir de la ciudad para la escapada de fin de semana. (AFP)

Los vapores de agua, causados por la fuerte diferencia de temperatura entre el agua y el aire, se elevan desde el mar en Nafplio, Peloponeso, Grecia. La ola de frío ha causado una caída drástica de las temperaturas y ha llevado nieve a muchas partes de Grecia. (EFE)

Una mujer mayor retira nieve acumulada del pavimento en la entrada de su casa en Saulburg, al sur de Alemania. (AFP)

Las fuertes nevadas y las heladas han llegado al norte de Polonia. En la foto, la ciudad de Gdans, donde las bajas temperaturas, cercanas a los -10 grados, y la nieve paralizan el tráfico por carretera. (Getty)

Un hombre sin hogar duerme en una calle en el centro de París.(Getty)

Un pescador en el puente de Galata, en Estambul. (AFP)

Rusia también ha tenido que lamentar dos muertes. En la parte europea del país, estos días las temperaturas han caído por debajo de los 30 grados bajo cero. Este sábado por la noche, en la ciudad de Klin, a unos 100 kilómetros al norte de Moscú, los termómetros mostraron una temperatura de 35,9 grados bajo cero.

En Moscú, la capital, este sábado se registraron 29 grados bajo cero, la temperatura más baja en un 7 de enero en más de 100 años. Las autoridades moscovitas no han considerado necesario suspender las clases en las escuelas, pero los alumnos de primero a cuarto grado podrán este lunes quedarse en sus casas si así lo deciden sus padres.

Según los meteorólogos, las temperaturas son entre 12 y 15 grados más bajas de lo que es habitual por esta época, si bien no se ha llegado a los -40 grados que se habían pronosticado. En los aeropuertos moscovitas de Sheremétievo y Domodédovo han sido cancelados más de 80 vuelos.

Este domingo, cerca de 12.000 personas se han quedado sin calefacción en la ciudad de Krasnogorsk, en las afueras de Moscú, con temperaturas de 25 grados bajo cero.

Grecia: 15 grados bajo cero

La intensa ola de frío que afecta Grecia desde hace cuatro días provocó este lunes de nuevo serios problemas -con temperaturas que alcanzaron incluso los 20 grados bajo cero en el norte del país-, incluidos cortes en el tráfico y cierre de escuelas por la nieve.

En las islas de Skópelos, donde el nivel de nieve llegó a un metro, y de Alónisos, donde alcanzó los dos metros, se ha declarado el estado de emergencia durante el día de hoy. La movilidad en ambos territorios del Egeo central es casi imposible.

En Atenas los termómetros no han subido de cero. Y en la segunda ciudad del país, Salónica, centenares de hogares y negocios se han quedado sin suministro de agua debido al hielo.

En la isla de Lesbos ha amanecido completamente nevado el campo de refugiados de Moria, donde las ONG se quejan de que las autoridades de Atenas no proveen de los medios adecuados para que los migrantes puedan calentarse, una situación opuesta al de Kara Tepé, gestionado por el ayuntamiento, donde las familias sí disponen de estufas. El ministro de Inmigración, Yannis Muzalas, ha asegurado que el Gobierno ha completado la adaptación térmica de los campos de refugiados del país y que ya no hay refugiados o inmigrantes padeciendo frío. Pero no ha ofrecido más detalles de esta adaptación térmica.

Incluso en la isla de Creta, en el sur del país, cuyo clima es generalmente muy suave y en la que las nevadas se limitan a las montañas en altitud de más de 1.000 metros, los centros educativos estarán cerrados hoy en los distritos de La Canea y de Rétimnon, mientras la nieve cubrió el yacimiento arqueológico de Knosós, en Heraclión.

Albania: 18 grados bajo cero

En Albania dos personas sin hogar han muerto por la ola del frío. Las temperaturas han llegado a alcanzar los 18 grados bajo cero en algunos puntos del país, generando dificultades en la circulación de vehículos en varias carreteras nacionales, especialmente en la que une Tirana con Kosovo y con la parte suroriental de Albania, hacia la frontera con Macedonia y Grecia. Decenas de pueblos del norte han quedado aislados por la nieve, que ha llegado hasta un metro de altura en algunas localidades. Además, en algunas ciudades se han producido cortes de electricidad y de agua potable por la congelación de las cañerías.

Bulgaria

Dos personas han muerto en un tramo de la frontera entre Bulgaria y Turquía, una zona protegida por un muro de alambre de espino para impedir el paso de inmigrantes ilegales. En un bosque, fueron hallados los cuerpos congelados de dos iraquíes.
Hungría: 24 grados bajo cero

En Hungría el frío ha causado la muerte de 80 personas hasta finales de diciembre, frente a los 45 del año anterior, según informa la ONG Foro Social Húngaro. Los servicios de meteorología advierten de que durante esta semana los termómetros marcarán hasta 24 grados bajo cero. (El País)