sábado, 28 de enero de 2017

11:40:00
WASHINGTON/EL CAIRO, 28 de enero de 2017.- Poco después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prohibiera temporalmente el ingreso de refugiados en el país, las autoridades estadunidenses impidieron la entrada de algunos refugiados en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York, informó hoy el diario The New York Times.

Según el periódico, entre los refugiados rechazados, que fueron detenidos, hay dos iraquíes. Sus abogados ya habrían solicitado ante un tribunal neoyorquino la puesta en libertad inmediata de los dos hombres. Al parecer, uno de los detenidos, Hamid Jalid Darwish, trabajó en el pasado durante diez años para el Gobierno de Estados Unidos. El otro, Haider Samir Abduljalek Alschawi, habría viajado a Estados Unidos para reunirse con su mujer e hijo. La esposa habría trabajado para una empresa contratista estadounidense.

El aeropuerto John F. Kennedy.

Los abogados de los dos iraquíes dijeron que no les dieron permiso para encontrarse con sus mandantes. Uno de los agentes de la aduana estadounidense en el auropuerto les habría dicho: "Llamen al señor Trump". El presidente estadounidense había prohibido el viernes el ingreso al país de todos los refugiados durante un periodo provisional de 120 días para impedir la entrada de "terroristas radicales islámicos".

Los refugiados procedentes de Siria fueron vetados por tiempo indefinido. Las fronteras de Estados Unidos también se cerraron durante al menos 90 días para personas provenientes de siete países de mayoría musulmana (Irán, Sudán, Siria, Libia, Somalia, Yemen e Irak).

En El Cairo, mientras tanto, se impidió el viaje a Estados Unidos de cinco iraquíes y un yemení, que querían abordar un vuelo de la compañía Egyptair a Nueva York, según informaron a dpa empleados del aeropuerto de la capital egipcia.

"Cuando un funcionario del aeropuerto John F. Kennedy fue informado del estatus de los seis árabes, ordenó que se impidiera su viaje", a pesar de que estos tenían visados válidos y estaban acompañados de un empleado del Alto Comisionado de Naciones unidas para los Refugiados (Acnur), afirmaron los empleados aeroportuarios egipcios. (DPA)