sábado, 28 de enero de 2017

13:33:00
LONDRES, 28 de enero de 2017.- El asteroide 2016 WF9, descubierto por la NASA en noviembre de 2016, se estrellará contra la tierra el próximo 16 de febrero, aseguró el supuesto astrónomo de origen ruso Damir Dyomin al tabloide británico Daily Mail.

Según el 'experto', la NASA está al tanto de la situación, pero por razones que solo él conoce ha decidido ocultar la información al público.

"Todos estamos en peligro", afirmó Dyomin, tras explicar que el asteroide podría destruir ciudades enteras o causar un tsunami de grandes proporciones.

Sin embargo, la NASA señaló que el objeto ya ha sido estudiado, su trayectoria es conocida y, en pocas palabras, el asteroide no representa ningún peligro para la humanidad.


Este es el primer apocalipsis del 2017 —y de seguro no será el único—, después de un 2016 cargado de supuestas fechas en las que el planeta Tierra estuvo condenado a desaparecer.

La supuesta inversión de los polos magnéticos de la Tierra, por ejemplo, dejó como resultado una gran cantidad de memes y bromas en internet.

El supervolcán de Yellowstone y el volcán Paektu también dieron de que hablar, por la posibilidad que existía de que borraran a la humanidad de la faz del planeta.

Por supuesto, también hubo lugar para los apocalipsis religiosos; a finales de septiembre de 2016 se vaticinó que la 'Luna negra', un evento astronómico que ocurre cada varios años, era una señal clara del apocalipsis pronosticado por los evangelios de Mateo, Lucas y Marcos.

Con algo más de seriedad, los científicos del Boletín de Científicos Atómicos adelantaron en 30 segundos la manecilla del llamado Reloj del Juicio Final, lo que señala simbólicamente que la humanidad se encuentra al borde de la 'destrucción total y catastrófica' a causa de sus propias acciones.

Al mismo tiempo, la idea de que un asteroide ponga en peligro a la Tierra no está descartada por la comunidad científica ni por los Estados, por lo que incluso la Casa Blanca advirtió recientemente de lo poco que se puede hacer contra un eventual choque de este tipo. (Sputnik)