lunes, 10 de octubre de 2016

17:09:00
MÉRIDA, Yucatán, 10 de octubre.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) logró el acuerdo del gobierno del estado de Yucatán y el municipio de Progreso, para atender la problemática causada por los asentamientos irregulares tras la destrucción y el relleno de humedales en dicha localidad.


En reunión de trabajo, el titular de la PROFEPA, Guillermo Haro Bélchez, el Subsecretario de Gobierno y Desarrollo Político de Yucatán, Gaspar Armando Quintal Parra, y el presidente municipal de Progreso, José Isabel Cortés Góngora, se comprometieron a cumplir cuatro puntos concretos.

1) Establecer la elaboración de un Programa de Trabajo para el seguimiento de la Recomendación PFPA/1/2C.5-005/2014, enviada por la PROFEPA al Ayuntamiento de Progreso el pasado 06 de junio de 2014, en todos sus puntos.

2) Comprometer acciones de vigilancia por parte de la autoridad municipal en zonas de humedal y manglar, solicitando el apoyo por parte de la PROFEPA a la gendarmería en su misión ambiental.

3) Instaurar un mecanismo de reporte del seguimiento de la Recomendación.

4) Sumar acciones coordinadas del Municipio de Progreso.

Durante el acto realizado en las instalaciones de la IX Zona Naval Militar, el Procurador Federal de Protección al Ambiente instó a dependencias estatales y municipales a sumarse con compromiso al acuerdo y resolver la problemática de los asentamientos irregulares, así como atender la Recomendación antes señalada. 

En su oportunidad, el Subsecretario de Gobierno y Desarrollo Político, Gaspar Quintal Parra, señaló que es importante para el gobierno estatal el cuidado del medio ambiente, por lo que se sumó por cada una de las dependencias del estado para el seguimiento de la problemática ambiental.

En tanto, el presidente municipal de Progreso, José Isabel Cortés Góngora, manifestó su preocupación y gravedad del tema, por lo que subrayó la importancia de “actuar de inmediato ante ello”.

Cabe señalar que los asentamientos en zona de humedales representan un creciente problema ambiental y social que se ha visto agravado en los últmos años para el estado de Yucatán, principalmente en el corredor costero de las comisarías de Chicxulub Puerto y Chelem, ambas ubicadas en Progreso.

Por ello, la PROFEPA ha incrementado el número de recorridos de inspección y vigilancia a lo largo de la zona costera, dentro de las comisarías señaladas y poblados de Progreso, llevando a cabo los siguientes procedimientos:

En 2013 fueron 45 procedimientos, con 33 clausuras; en 2014 se hicieron 31 procedimientos, con 19 clausuras; en 2015 son 52 procedimientos, con 35 clausuras; y en 2016 se hicieron 50 procedimientos, con 42 clausuras, todo a cargo de la Delegación Federal de la PROFEPA en la entidad.

Además, se reforzaron las actividades de limpieza en zona de manglar como parte de las Comisiones que realiza el personal de la PROFEPA en el estado de Yucatán, al tiempo que fueron creados tres Comités de Vigilancia Ambiental Participativa más para la Zona Federal Marítima Terrestre (ZOFEMAT).

Al acuerdo también se suscribieron el Comandante de la IX Zona Naval Militar, Vicealmirante Jesús Escalante Ilizarriturri; el Subprocurador de Recursos Naturales de la PROFEPA, Ignacio Millán Tovar; el Delegado Federal de la PROFEPA en la entidad, José Lafontaine Hamui; el Subsecretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente de Yucatán, Eduardo Batllori Sampedro.

Director General del Instituto General de Desarrollo Regional y Municipal, Fernando Romero Ávila; y la Directora de Regularización del Instituto de Vivienda de Yucatán, Gabriela Hernández. (Boletín)