viernes, 30 de septiembre de 2016

17:12:00
MÉRIDA, Yucatán, 30 de septiembre.- La mayoría priísta de la Comisión especial para dar seguimiento a las investigaciones sobre el presunto caso de tortura en el municipio de Tekax se retractó del acuerdo que previamente había tomado en la sesión de su instalación, en la cual se planteó llevar a cabo tres reuniones; con el Fiscal General del Estado; con el presidente estatal de la Comisión de Derechos Humanos, y con el Presidente Municipal del municipio. Las primeras dos se llevaron a cabo, pero no la tercera.


Con la mayoría que ostenta —incluyendo los votos de los diputados de sus partidos satélite, Verde y Nueva Alianza— la Comisión Especial desechó la propuesta presentada por el diputado David Barrera Zavala  para reunirse con el Alcalde y los regidores del municipio, haciendo valer el acuerdo al que anteriormente habían accedido todos los diputados integrantes del órgano legislativo.

Previo a la votación, el diputado Elías Lixa argumentó que al menos tres artículos de la Ley de Gobierno de los Municipios del Estado dejan claro que la autoridad municipal, no sólo está facultada, sino  está obligada  a emprender una investigación administrativa respecto de la actuación de sus elementos de seguridad. Lo cual —expuso— deja claro que el gobierno municipal de Tekax sí es una autoridad competente en el caso, y que no dar seguimiento a esa  obligación de ley del Presidente Municipal, significaría una grave omisión por parte de esa Comisión Especial legislativa.

Ante el intento de los diputados priístas por concentrar sus responsabilidades a las investigaciones que lleva a cabo la Fiscalía como única y exclusiva “autoridad competente”, Lixa comentó:

—Esta comisión estaría obligada a por lo menos preguntar: ¿Cuáles son las investigaciones que ha realizado el municipio? Porque según la ley tiene una obligación de investigar, y ésta comisión, una obligación de conocer todas las indagaciones por parte de las autoridades competentes.

El diputado Rafael Montalvo manifestó que los legisladores no pretenden intervenir con las investigaciones que emprende la fiscalía, sino de que estos puedan también considerar las responsabilidades del Alcalde sobre la actuación de la corporación policiaca a su cargo. Agregó que incluso la reglamentación en Derechos Humanos contempla la posibilidad de hacerlo comparecer ante el poder legislativo. 

La diputada Elizabeth Gamboa (PRI), presidenta de la Comisión se excusó argumentando que una reunión con el titular del gobierno municipal de Tekax, “vulneraría las investigaciones que lleva a cabo la Fiscalía” a partir de que el Alcalde ya ha comparecido ante dicha “autoridad competente”. Semanas antes, los diputados priístas recularon a su posición original de aceptar la reunión con el Presidente Municipal Tekaxeño, señalando precisamente lo contrario; La Comisión Legislativa no podría sostener una reunión con el Alcalde, si ni siquiera había sido requerido por la Fiscalía para declarar. (Boletín)