domingo, 24 de julio de 2016

20:04:00
Pedro Echeverría V.

1. ¿A qué partido corresponde gobernar en EEUU a partir de 2017? En EEUU ha funcionado, por lo menos desde 1933, eso que llaman en México “la alternancia electoral en la Presidencia” y sus admiradores mexicanos quisieran imitarlo. En México gobernó el PRI de 1929 hasta el año 2000, es decir 71 años; le dio chance al PAN de 2000 a 2012, es decir 12 años, para luego regresar al gobierno; hoy el PAN parece muy emocionado creyendo que regresará a la Presidencia porque el PRI está peor que nunca. Pero en 1988 surgió una socialdemocracia con las candidaturas de Cuauhtémoc en tres elecciones (1988,1994 y 2000) y con López Obrador en otras tres (2006,2012 y 2018) que por lo menos ha roto el bipartidismo.

2. En EEUU el monopolio electoral bipartidista lleva más de 80 años y ha funcionado como una poderosa dictadura del gran capital, tal como funcionó el PRI en México como partido único. Ello demuestra que uno, dos o tres partidos dominantes monopolizando el poder son tan funestos como cualquier monarquía, autocracia u oligarquía. Así como el pueblo trabajador no contó en la “democracia esclavista griega”, tampoco fue tomado en cuenta en la monarquía (gobierno de uno) o la oligarquía (gobierno de pocos). En muchas ocasiones he oído decir que la democracia es “el mejor” sistema de gobierno en vez de decir que es “el menos peor” porque toma en cuenta al pueblo. Yo diría que es el más engañoso por manipular al pueblo.

3. La Alternancia en EEUU no la determina la población de EEUU sino que los muy poderosos grupos de poder. Los grupos que hagan las fiestas tipo carnaval más grandes, los que contraten a los artistas y payasos de mayor calidad, los que entreguen mayor cantidad de regalos y manejen el financiamiento más grandes, son lo que compran con mayor eficacia la conciencia, la voluntad y los votos de los estadounidenses en la elección de sus delegados. Nunca ha habido ningún otro partido que pudiera competir con el poderoso monopolio de esos dos partidos. En una ocasión uno de los hombres más ricos del mundo quiso competir: el señor George Soros y casi no pudo abrir la boca. Prefirió publicar un libro sobre la Crisis del Capitalismo Global (1999)

4. Por ello me he preguntado: ¿A qué político corresponde hoy la Presidencia? Al Carter (demócrata) le siguió Reagan (republicano); luego vino Bush padre (R) a quien siguió Clinton (D); en 2001 llegó Bush hijo (R) para seguir Obama (D) En los ocho años de cada gobernante corresponde generalmente un congreso de oposición que, al parecer, sirve de balance. Sin embargo en esos ocho años se fortalecen los integrantes del Banco de la Reserva Federal metidos en cientos de negocios (petróleo, armas, guerras, bancos) que operan en todo el mundo y determinan en frío cuándo invadir, cuándo hacer guerras, cuándo ocupar países y cuándo salirse de ellos. Leía que los Rothschild determinaron estos movimientos hace muchos años.

5. “La alternancia” que ha sido un simple juego de intereses económicos en los EEUU, es una nueva manipulación del PRI y del PAN y de decenas de miles de políticos que se pasan y seguirían otros 50 años brincando de un cargo a otro hasta que se les apruebe su nutrida jubilación. Igual sucede con la poderosa clase empresarial que así como los políticos se pasa la vida acumulando gigantescos capitales que pasan de padres a hijos. Al pueblo mexicano le vale un carajo la alternancia así como la reelección en algunos cargos, como paso para la reelección indefinida, porque sabe que sólo es un asunto de partidos y políticos que buscan permanecer en la cúpula cobrando insultantes salarios la mayor cantidad de años.

6. La realidad, como he escrito en otras ocasiones, me interesa un carajo si llega al gobierno de los EEUU, el señor Trump o la señora Clinton; tan imperialista, guerrerista o asesino será el comportamiento de cualquiera de ellos porque serán los representantes del imperialismo. Si se construye o no un muro más grande y más fascista que el que existe. Si tuviesen libertad para actuar esos presidentes sí me preocuparía por alguno; pero sabiendo que son simples gobernantes que obedecen a la carrera armamentista de los Rockefeller, Morgan, Lazard, Goldman Sachs, etcétera, prefiero ver hacia donde caminan los que realmente mandan en el mundo. ¿Hasta dónde la fuerza del FMI, BM, la OTAN y la ONU? (24/VII/16)