sábado, 18 de junio de 2016

19:07:00
BRUSELAS, Bélgica, 18 de junio.- Los 12 sospechosos arrestados en un operativo antiterrorista realizado en Bélgica planeaban cometer atentados hoy en Bruselas durante las celebraciones por el partido que la selección de ese país disputó con Irlanda en la Eurocopa de Francia.

"La policía intervino antes de que pudieron cumplir con su objetivo", explicó el periodista Fraouk Ozgunes de la emisora televisiva VTM, en relación con el megaoperativo que incluyó allanamientos en 40 domicilios en Bruselas, Valonia y Flandes.

Paquete sospechoso hallado ayer por la policía en las adyacencias del estadio Matmut Atlantique de Burdeos. (Reuters)

En total, fueron arrestadas 12 personas durante esta madrugada por orden de la fiscalía federal belga en virtud de una escucha telefónica relativa con ataques inminentes en la capital.

En los allanamientos, que incluyeron el barrio de Molenbeek, considerado como la "cuna" de los jihadistas del Estado Islámico en Bruselas, no se secuestraron hasta el momento armas o explosivos, agregaron las fuentes.

Noche sangrienta

Desde Molenbeek partieron varios de los terroristas que ensangrentaron París la noche del 13 de noviembre de 2015 al perpetrar los peores atentados en la historia de Francia, que desde el 10 de junio alberga la Eurocopa.

Por aquellos atentados, justamente, las autoridades galas reforzaron la seguridad en torno al torneo continental de selecciones, en el que Bélgica jugaba hoy su segundo partido, frente a Irlanda.

El combinado dirigido por Marc Wilmots perdió por 2-0 en el estreno frente a Italia y se recuperó hoy goleando 3-0 a Irlanda en el estadio Matmut Atlantique de Burdeos, donde en la previa se vivieron momentos de pánico.

Fue a raíz de la detección de un paquete sospechoso hallado por la policía en las adyacencias de ese escenario, que fue revisado y contenía ocho bengalas, explicaron a ANSA fuentes de las fuerzas de seguridad de Burdeos.

El paquete fue hallado antes de superarse el primer cordón del control previo al ingreso al estadio y se supone que fue abandonado por un aficionado que comprendió que no podría ingresarlo al estadio como tenía planeado.

La sola presencia del bulto sospechoso encendió la alerta y los espectadores que ya se encontraban dentro del estadio comenzaron a correr para escapar del peligro. Una vez verificado el contenido del mismo retornó la calma.

El estadio de Burdeos fue inaugurado en mayo de 2015 y se destaca por la gran cantidad de árboles que lo circundan y por sus blancas columnas. Tiene capacidad para albergar a unos 42.000 espectadores. (ANSA)