sábado, 25 de junio de 2016

23:14:00
GLENDALE, Arizona, 25 de junio.- La Selección Colombia selló con una victoria su participación en la Copa América Centenario y logró el tercer puesto de la competición al ganarle 1-0 a Estados Unidos. Carlos Bacca anotó el único gol del partido a los 30 minutos del primer tiempo.

En un intenso juego, la Selección Colombia volvió a mostrar un buen juego colectivo lo que le permitió dominar el juego frente a los estadounidenses. James, Cardona y Cuadrado volvieron a demostrar su calidad y llevaron al equipo nacional a una victoria.

Carlos Bacca fue el encargado de anotar el gol tras una buena jugada colectiva que finalmente solo tuvo que empujar el delantero del Milán de Italia.

La selección Colombia selló con una victoria su participación en la Copa América Centenario y logró el tercer puesto de la competencia al ganarle 1-0 a Estados Unidos. Carlos Bacca fue el encargado de anotar el único gol tras una buena jugada colectiva a los 30 minutos del primer tiempo. (AFP)

En el segundo tiempo, la imagen de David Ospina salvando al equipo volvió a aparecer y con una atajada fantástica evitó el empate de Estados Unidos.

Con la victoria, Colombia finaliza como el tercer mejor equipo de la Copa América. Este domingo se jugará la final entre Chile y Argentina.

Más allá de que aspiraba al título, Colombia tuvo un consuelo: con un gol de Carlos Bacca a los 31 minutos del primer tiempo, se impuso 1-0 a Estados Unidos y se quedó con el tercer puesto de la Copa América 2016.

Hasta ahí, los datos duros. El debate, en realidad, comenzó largos años atrás. En el fútbol, a diferencia de otros deportes, el segundo puesto es observado de reojo por los fanáticos. ¿Qué decir, entonces, del tercer lugar? Sin embargo, en los principales torneos, un día antes de la final, se juega el partido "por el tercer puesto". Una posibilidad de integrar el podio, como ocurre en otras disciplinas. La importancia del simbólico trofeo se mide según la respuesta de cada equipo. Un ejemplo: lograr ese estímulo para una formación de jerarquía tiene sabor a poco. Otro ejemplo: conseguir ese premio para un elenco de bajo fondo, repercute como si se tratara de una vuelta olímpica. Colombia, el seleccionado que anoche superó por 1 a 0 a Estados Unidos y alcanzó ese sitio, está justamente en el medio entre las posturas de unos y otros.

Más allá de que no se disputó con todos sus mejores hombres la Copa América Centenario, en el medio local había suficiente respeto y confianza como para aspirar a integrar la finalísima. Pero no todos piensan del mismo modo: hay una corriente que se mantiene desde largos años antes que cree que, más allá del evidente progreso, aún no está a tiempo para dar el salto definitivo.

"El contexto no cambia para nosotros. Cuando un seleccionado se acostumbra a estar entre los cuatro primeros siempre, está más cerca de llegar a una final y ser campeón", es el análisis de José Pekerman, el respetado entrenador argentino que, sin embargo, tiene algunas voces de reprobación. La de los que consideran que la celebración de anoche no alcanza. Que José no debería -si se permite la sugerencia-, festejar con efusividad esta suerte de premio consuelo, sellado con un golazo de Bacca en una jugada colectiva artística.

"Siempre vamos a querer ser campeones, pero sabemos dónde estamos ubicados... Debemos recorrer el camino que podamos", insiste. Y el debate puede continuar...

Las formaciones

Estados Unidos: Tim Howard; DeAndre Yedlin, Geoff Cameron, Michael Orozco, Matt Besler; Gyasi Zardes, Michael Bradley, Jermaine Jones, Alejandro Bedoya; Bobby Wood, Clint Dempsey. DT: Jurgen Klinsmann.

Colombia: David Ospina; Santiago Arias, Cristian Zapata, Jeison Murillo y Frank Fabra; Guillermo Selis, Daniel Torres; Juan Cuadrado y James Rodríguez, Edwin Cardona; Carlos Bacca. DT: José Pekerman. (emol / La Nación)