sábado, 26 de octubre de 2013

15:55:00
MÉXICO, 26 de octubre.- Alrededor de 25 por ciento de los cánceres afectan a mujeres jóvenes en edades reproductivas. En el caso del cáncer de mama, uno de cada seis casos se presenta en mujeres de entre 25 y 40 años, lo cual implica que puedan presentar una menopausia o falla ovárica adelantada. Sin embargo, si se detecta a tiempo, estos problemas no afectan la vida reproductiva de las mujeres, comentó José Enrique Islas, director del Instituto Especializado en Infertilidad y Medicina Reproductiva (Insemer).


Al respecto, y en conferencia de prensa, Mario Cristo Aguirre, miembro del Insemer mencionó que contrario a la idea popular de que un cáncer, en específico el de mama, impide que una mujer pueda embarazarse, nuevas ramas de la medicina reproductiva como la oncofertilidad permiten que este tipo de mujeres, e incluso hombres con problemas en los testículos, puedan tener una vida reproductiva plena. 

Para el también integrante del Consejo Mexicano de Ginecología y Obstetricia, esto es posible de diferentes maneras. En primer lugar, explicó, lo más común, una vez detectado el cáncer, es preservar los óvulos y espermatozoides en congelación para que una vez terminado el tratamiento se intente una fertilización in vitro. 

Otro escenario, indicó Cristo Aguirre, es que la mujer, uno o dos años después de haber recibido el tratamiento puede intentar un embarazo de manera natural o recibir un poco de estímulos en la producción de estrógenos mediante anticonceptivos. 

Sobre esto último, comentó que si bien es cierto que el cáncer de mama está asociado de manera directa con la alta producción de estrógenos (hormonas sexuales de tipo femenino), la estimulación para lograr un embarazo es controlada y no rebasa los seis meses. Para que se presente un cáncer en las mamas, acotó, las investigaciones han mostrado que existe una sobreproducción de hormonas de por lo menos cinco años. 

El experto refirió que también hay casos en los que el embarazo se presenta cuando la mujer ya sabe que tiene cáncer. Si bien parece una situación de riesgo, explicó que después del primer trimestre de embarazo, el tratamiento puede seguir, menos en caso de radioterapia, y por lo regular las mujeres no presentan recaídas sino por el contrario, muestran mejoría debido a que se reduce su producción de estrógenos. 

Sobre la lactancia, el fellowship en endocrinología reproductiva y laparoscopia ginecológica de The Center for Woman´s Medicine de Houston, Texas, explicó que una vez terminadas las sesiones de quimioterapia la mujer puede dar pecho a su hijo en caso de no tomar medicamentos o, en un caso extremo, si se realiza una mastectomía (extracción de la mama), la otra puede cumplir su función sin ningún problema. 

De esta manera, Cristo Aguirre indicó que con las nuevas técnicas de reproducción asistida asociadas a la oncología, se salvaguarda el derecho de toda paciente a preservar, en manera de lo posible, su capacidad de gestación y reproducción, sobre todo si se toma en cuenta que gran cantidad de las pacientes con o sin hijos desearían tener otro después de terminar su tratamiento. 

Por esta razón, los expertos recomendaron a las mujeres “tocarse” y acudir al médico de manera inmediata si se encuentra alguna anormalidad en cualquiera de las mamas como la salida constante de líquido por alguno de los pezones, el enrojecimiento o hinchamiento de alguna de las mamas o alguna irregularidad en su consistencia (dureza), pues una atención temprana y oportuna permite que el ciclo de vida de la mujer no se modifique, salvo en los seis meses de tratamiento correspondientes. 

Actualmente 32 de cada 33 casos de cáncer de mama se resuelven de manera exitosa, lo cual indica que este padecimiento detectado a tiempo ya no implica un desenlace fatal, concluyó el especialista en medicina reproductiva. (Leonardo Bastida Aguilar para NotieSe)

0 comentarios:

Publicar un comentario