martes, 6 de agosto de 2013

13:30:00
MÉXICO, 6 de agosto.- En México, 80 por ciento de las personas con niveles inadecuados de colesterol lo desconocen y 52 por ciento de los hipertensos no saben que tienen presión alta y que podrían sufrir una enfermedad cardiovascular, señaló en conferencia de prensa, Luis Alcocer Díaz, director general del Instituto Mexicano de Salud Cardiovascular.


Para el experto, estas cifras son preocupantes debido a que la hipertensión arterial es la primera causa de riesgo de enfermedades cardiovasculares, por encima del tabaco y la diabetes, y es la causa principal de muertes prematuras en el país. Además de que actualmente hay 22.4 millones de hipertensos en el país, de los cuales sólo 50 por ciento está diagnosticado; uno de cada tres en tratamiento y sólo uno de cada cuatro controlado.

El cardiólogo indicó que las enfermedades cardiovasculares, que afectan al corazón y los vasos sanguíneos, no son transmisibles, sino por el contrario son modificaciones al interior del organismo que se empeoran por factores externos como el consumo de grasas y azúcares en grandes cantidades, la poca actividad física y el aumento de peso.

Sobre este último, comentó que las cifras más recientes arrojadas por la Encuesta Nacional de Salud 2012 indicaron que en México hubo un aumento de 12 por ciento de los índices de obesidad, por lo que habrá un incremento considerable de las tasa de hipertensión en el país, lo cual se refleja en factores como que 23 por ciento de las y los mexicanos entre 20 y 29 años presentan hipertensión y 39.2 por ciento colesterol alto.

De acuerdo con Alcocer Díaz, en el mundo este tipo de enfermedades que desde un principio dañan órganos como el corazón, son la primera causa de muerte con un promedio de 17 millones de muertes al año; 7.2 millones causadas por enfermedad coronaria (infarto) y 5.7 millones por enfermedad cerebrovascular (embolia). De éstas, 40 por ciento tiene como origen la hipertensión arterial y 60 por ciento alteraciones en los niveles de colesterol.

Agregó que se proyecta para 2030 un registro de 23.6 millones de muertes en el mundo por esta causa.

Por esta razón, el cardiólogo consideró que este tipo de enfermedades deben ser la prioridad principal de los programas de salud, ya que representan 30 por ciento del total de gasto del presupuesto destinado a la salud, es decir, de cada peso destinado a este rubro, 30 centavos son utilizados para atender algún problema de hipertensión arterial o relacionado con ella.

Al respecto, explicó que por ejemplo, se hacen muchas campañas para la detección y prevención de cáncer, sin embargo, las estadísticas señalan que por cada mujer que fallece de cualquiera de las variaciones de esta enfermedad, cinco lo hacen por un problema cardiovascular.

Así, el médico subrayó que la correcta medición de signos como la presión arterial es de suma importancia, ya que cualquier variación de los estándares es causa para acudir con el especialista y comenzar a tratar de controlar los niveles de presión a fin de evitar que aumenten y se incrementen los factores que deriven en una enfermedad cardiovascular o cerebrovascular.

Sobre esta situación, el también investigador, mencionó que no es suficiente con bajar la presión arterial, ya que eso es sólo el principio, pues una vez alterado este signo vital, es muy difícil volver a los estándares saludables, por lo que se debe llevar a cabo un seguimiento y control para evitar que se agrave la situación y haya una calidad de vida.

Además, comentó se requiere de una política educativa que enseñe a los estudiantes que deben tener una presión arterial de menos de 120, colesterol menor a 200 miligramos, realizar 150 minutos de actividad física a la semana y una glucosa menor a 100 para evitar algún padecimiento cardiovascular que derive en una enfermedad coronaria o un accidente cerebrovascular, tener un peso adecuado con la talla desde el nacimiento y moderar o erradicar el consumo de alcohol, tabaco y alimentos con calorías vacías.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud Las enfermedades cardiovasculares son:


  • Cardiopatía coronaria.- Enfermedad de los vasos sanguíneos que irrigan el músculo cardiaco (miocardio).
  • Enfermedades cerebrovasculares.- Enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro.
  • Arteriopatías periféricas.- Enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan los miembros superiores e inferiores.
  • Cardiopatía reumática.- Lesiones del miocardio y de las válvulas cardíacas debidas a la fiebre reumática, una enfermedad causada por bacterias denominadas estreptococos.
  • Cardiopatías congénitas.- Malformaciones del corazón presentes desde el nacimiento.
  • Trombosis venosas profundas y embolias pulmonares.- Coágulos de sangre (trombos) en las venas de las piernas, que pueden desprenderse (émbolos) y alojarse en los vasos del corazón y los pulmones. (Con información de Leonardo Bastida Aguilar para NotieSe)

0 comentarios:

Publicar un comentario