martes, 6 de agosto de 2013

16:46:00
MÉRIDA, Yucatán, 6 de agosto.- De acuerdo con la resolución emitida por el Tribunal de Justicia Electoral y Administrativa (TJEA) del Poder Judicial del Estado, fue negada la suspensión solicitada por la empresa AB&C Leasing en su demanda contra del Ayuntamiento de Mérida, por lo que la autoridad municipal podrá sustituir las luminarias que considere necesario, aunque deberá realizar el pago por el arrendamiento de las que están en funcionamiento.

Francisco Mora, de AB&C Leasing, dio una conferencia de prensa el pasado 2 de mayo en Mérida para exponer la postura de la empresa respecto a la decisión del municipio de reemplazar sus luminarias.

Esta tarde, las partes involucradas en la demanda por la terminación anticipada del contrato fueron notificadas de dicha resolución, en la que se establece que el interés particular no puede estar por encima del interés general de la ciudadanía.  Por tanto se permitirá a la comuna meridana proceder, a fin de cumplir su obligación constitucional, legal y reglamentaria de prestar el servicio público de alumbrado.

Sin embargo, con el propósito de brindar certeza jurídica a la empresa y proteger su patrimonio, la autoridad municipal deberá realizar de inmediato el pago por la renta de las lámparas con las que ha venido prestando el servicio, que para el 22 de abril pasado sumaban 75 mil 601, según informe proporcionado por la Dirección de Servicios Públicos Municipales al Tribunal.

El Ayuntamiento de Mérida, con motivo del contrato de arrendamiento que decidió terminar anticipadamente, sigue utilizando bienes ajenos para prestar el servicio de alumbrado y por ello subsiste inobjetablemente su obligación de pagar por dicho uso, señala la resolución.

El documento también establece que la autoridad municipal deberá informar al Tribunal de Justicia Electoral y Administrativa, sobre el cumplimiento de dicho pago en un plazo de cinco días hábiles, después de la notificación realizada este martes.

Con respecto a cada una de las luminarias que el Ayuntamiento decida sustituir, deberá informar a la autoridad, con un registro pormenorizado que indique el lugar del que fue retirada, su identificación, las condiciones de la misma, si se trata de las unidades encendidas por la noche o no, además de señalar su destino.

El Municipio también tendrá la responsabilidad de garantizar la integridad y conservación de dichas lámparas, hasta el final del juicio. Por otra parte, deberá continuar con el pago por arrendamiento, únicamente de las que se mantengan instaladas, e informar al Tribunal sobre el cumplimiento de esta disposición.

La resolución que permite al Ayuntamiento actuar en consecuencia, no libera a las autoridades municipales de la responsabilidad presente, anterior o futura sobre el tema, ni de cumplir con la normatividad que regula su función pública, incluyendo la que se refiere a la adquisición de mobiliario para la prestación de servicios a la ciudadanía. (Boletín de prensa)

0 comentarios:

Publicar un comentario