sábado, 22 de junio de 2013

14:18:00
CIUDAD DE MÉXICO, 22 de junio.- Luis Felipe Bravo Mena, dos veces presidente de Acción Nacional, afirma que la pugna entre panistas vinculados a liderazgos nacionales, específicamente en el Senado en el tema económico, es “vulgar” y “baja”.

En entrevista con EL UNIVERSAL, dice que en el PAN han dejado de existir las expresiones para dar paso a las “tribus” que ya no buscan el bien del país ni del partido, sino el beneficio propio.

Afirma que los conflictos en el PAN no son nuevos, pues sus antecesores se vieron también confrontados, pero en el debate de la línea política y los principios del partido, no por una disputa “tan pobre y baja” como son los espacios, y lo peor, por dinero.

La pugna entre panistas vinculados a liderazgos nacionales, específicamente en el Senado en el tema económico, es “vulgar” y “baja”, afirmó el ex presidente del PAN, Luis Felipe Bravo Mena.
“Ya es lo más bajo que se puede en este momento estar reflejando. Los dirigentes de otros tiempos nunca cayeron en esta vulgaridad”, dijo.

Comenta que la dirigencia que encabeza Gustavo Madero no ha atendido la confrontación porque él es parte de los grupos en conflicto.

Critica que los órganos del partido han perdido la capacidad de deliberación y debate, porque las diferentes “tribus” simplemente “vacían” el quórum y no permiten la toma de decisiones.

¿Cómo está el partido?
Veo al partido en un momento crítico, producto de desencuentros que generan una imagen de división; pero en el plano de los militantes de base, de los estados, veo al partido con entusiasmo.

¿La militancia resiente las confrontaciones entre maderistas y corderistas?

Así es, son pleitos de cúpula, de ciertos cuadros dirigentes. La militancia está bastante cansada y su reclamo —yo como militante— es decirles ¡basta, vamos adelante! ¡El partido no son ustedes y ustedes se deben al partido!

¿Ya hay tribus en el PAN?

Sí, ha sido un proceso degenerativo. En el PAN, como en todo partido, hay sensibilidades diversas compartiendo principios e ideales comunes; hay maneras de sentir estos ideales o de quererlos llevar a la práctica. La onda grupera —que todavía era soportable— ha degenerado en un tribalismo. Ahora ni siquiera son grupos, son tribus con su interés unilateral por encima de cualquier otro e incluso de la misma institución.

Bravo Mena asegura que el PAN se está “priistizando” y “perredizando” en la medida en que se tribalizó. “Priistizando” también porque se han adoptado prácticas que eran del PRI, no del PAN.

La utilización de los recursos en el Senado, 430 mil pesos que le depositan a cada senador ¿qué le parece?
Es vergonzoso. Debemos pedir perdón al ciudadano de lo que está pasando y rectificar esta conducta. Habríamos de aprovechar este momento tan doloroso y tan vergonzoso para que en todo el partido haya una absoluta transparencia.

¿Qué futuro le ve al PAN?

Separaría lo que es la parte electoral, que los pleitos de las cúpulas y de las tribus tienen un efecto menor o mediano, en todo caso lo veremos el 7 de julio.

Tengo la impresión, por los reportes que recibimos de los procesos electorales en los 14 estados, de que afecta relativamente el ánimo de los compañeros en campaña, y de los ciudadanos, y según las expectativas, el 7 de julio no será un mal domingo para AN.

Creo que se puede ganar en 2018, no sólo por la inercia de que sea el PAN, sino si realmente hacemos un nuevo PAN, si lo renovamos, si no, no creo que tengamos nada que hacer. (EL UNIVERSAL)

0 comentarios:

Publicar un comentario