miércoles, 29 de marzo de 2017

12:26:00
MÉXICO, 29 de marzo.- El número de mexicanos que utilizan el coche en sus desplazamientos diarios ha aumentado considerablemente durante el último año. CheckMyBus, el buscador internacional de autobuses, ha hecho público un informe que estima que los mexicanos perdieron un total de  1.064 millones de horas en congestiones de tráfico durante el pasado 2016.


En concreto, cada mexicano ha invertido, de media unas 28 horas en carreteras y autopistas congestionadas durante el 2016 (teniendo en cuenta todo tipo de desplazamientos), según los datos de la consultora INRIX. Como resultado, en todo el país se perdieron más de 1.064 millones de horas por causa del tráfico, lo que equivaldría a más de 120.000 años.

Los habitantes de las grandes ciudades son, sin duda, los más afectados por los problemas del tráfico. Mientras que los conductores de CDMX (61,5 horas) pierden más de 60 horas al año en el tráfico congestionado, los habitantes de Minatitlán (5,3 horas) o Tecuata (7,1 horas) reducen esta cantidad hasta en un 91 %.

¿Y si cambiásemos el auto por el transporte público para nuestros trayectos diarios? 

Si todos los mexicanos que usan el coche a diario lo cambiasen por el transporte público, podrían ahorrar en total más de 44.000 millones de horas de congestiones. Dejando sus autos en casa y usando el transporte público, los mexicanos no solo ahorrarían una gran cantidad de tiempo y dinero, si no que además tendrían la oportunidad de acabar con los atascos para siempre. Pongamos como ejemplo un tramo de carretera de 1 kilómetro de longitud atascado, en el que se encuentran parados 172 vehículos con 206 pasajeros (teniendo en cuenta una tasa de ocupación media de 1,2 pasajeros por vehículo). Tomando como referencia vehículos de 53 plazas, tan solo serían necesarios necesarios 4 autobuses para transportar a los 206 pasajeros.

Para transportar a los más de 26 millones de mexicanos que utilizan el coche para sus desplazamientos diarios, solo serían necesarios 499.019 autobuses, frente a los 22 millones de autos.

Conclusión: si todos los mexicanos que usan el coche en sus desplazamientos diarios lo cambiasen por el transporte público…

Ganarían 28 horas por persona al año (1.064 millones de horas en conjunto)
Ahorrarían 104.249.200 toneladas de CO2
Acabarían con el tráfico congestionado de una vez por todas

Metodología: Para obtener el número total de horas hemos multiplicado el número total de coches por la media de horas invertida en congestiones de tráfico por cada mexicano (dato obtenido de INRIX), a continuación se ha realizado el mismo cálculo pero teniendo en cuenta solo aquellos que utilizan el coche para sus desplazamientos diarios. Las emisiones de CO2 que se podrían ahorrar se obtienen al multiplicar el número de autos que se mueven a diario (teniendo en cuenta una ocupación media de 1,2 personas por vehículo) por la emisión media de CO2 por vehículo. (CheckMyBus)