miércoles, 29 de marzo de 2017

14:12:00
BUENOS AIRES, Argentina, 29 de marzo de 2017.- Después de gritar módicamente los goles de Bolivia ante Argentina en La Paz, Evo Morales ha anunciado que viaja este miércoles a La Habana para someterse a lo que las autoridades definieron como una cirugía menor en la garganta. El presidente ya estuvo en Cuba a principios de mes. Allí, los médicos le detectaron “un nódulo pequeño de en las cuerdas vocales, en la laringe”. La “tumoración benigna”, como fue definida, mide entre uno y dos milímetros.

Morales ha señalado, no obstante, que su viaje a la isla reviste premura. La intervención estaba programada para abril pero tuvo que adelantarse. “Tengo que viajar con urgencia, no siento dolor, es una ronquera. Siento que cada vez va empeorando y mejor someterse rápidamente a una pequeña cirugía. El problema es el reposo”, ha dicho.  El presidente ha lamentado tener que postergar la entrega de obras debido a su estado de salud y ha reconocido su propia fragilidad.  “Todos somos seres humanos”.

El Gobierno ha explicado que se trata de una cirugía simple y rápida, que puede durar entre 15 a 20 minutos y que requerirá de una semana de reposo durante la cual Morales deberá abstenerse de hablar.

Llamamiento a la tranquilidad

El 1 de marzo pasado, Morales, de 57 años, se vio obligado a subirse a un avión con cierto apremio y aquejado por un dolor de garganta. Una semana después, se informó que sufría un cuadro viral, sinusitis y se le había detectado el nódulo. Entonces, el vicepresidente Álvaro García Linera hizo un llamamiento a la tranquilidad de la población. “Los resultados son tranquilizantes”, dijo.

El expresidente interino y líder del Partido Demócrata Cristiano (PDC, derechas), Jorge Tuto Quiroga, solicitó al Gobierno  que tratarse la salud de Morales como un tema de Estado y que los informes los provean los profesionales bolivianos.

La ministra de Salud , Ariana Campero, ha pedido por su parte no especular sobre la enfermedad del presidente. El Gobierno se ha molestado por las conjeturas del presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, y le ha pedido no hacer “un trabajo politiquero” con las afecciones de Morales. (El Periódico)