lunes, 19 de febrero de 2018

18:43:00
LONDRES, 19 de febrero de 2018.- Los fanáticos del pollo frito se vieron en una situación poco agradable el lunes en el Reino Unido, debido a que la mayoría de las 900 franquicias del restaurante Kentucky Fried Chicken tuvieron que cerrar por una escasez de pollo.

La compañía se disculpó con los clientes y culpó por la falta de pollo a los “problemas iniciales” con su nuevo socio de entrega, DHL.

KFC, como es mejor conocido, se disculpó por los problemas desde el sábado. En una notificación dada a conocer el lunes, enlistó casi 300 inmuebles que estaban funcionando, pero no dijo cuándo abrirían el resto de los restaurantes.

Aviso de cerrado frente a un local. (Reuters)

Dijo que aquellos que continuaban abiertos estaban operando con un menú limitado o con un horario reducido.

“Sabemos que esto puede haber presentado un inconveniente para la mayoría de ustedes en los últimos días y que los decepcionamos cuando querían su dosis de pollo frito, realmente sentimos mucho eso”, indicó la empresa a en un comunicado.

DHL, que recientemente se hizo cargo del contrato de KFC de Bidvest Logistics, dijo que “debido a problemas operativos un cierto número de envíos no ha sido completado o ha sido retrasado en los últimos días”.

Cuando DHL anunció en octubre que había obtenido el contrato de KFC junto con la firma de logística QSL, prometió que “reescribiría el reglamento y fijaría un nuevo parámetro en cuanto a entregar productos frescos a KFC en una forma sustentable”. (El Comercio / AP)

0 comentarios: