lunes, 19 de febrero de 2018

23:10:00
MÉRIDA, Yucatán, 19 de febrero de 2018.- Juntos hemos podido hacer una agenda por el bienestar de Yucatán, así debemos hacer que esta dinámica y este momento no se detengan y cuidar entre todos el buen rumbo que tiene nuestro estado, aseveró el Gobernador Rolando Zapata Bello ante el sector industrial de la entidad.

Durante la toma de protesta al Consejo Directivo 2018-2019 de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) delegación Yucatán, el mandatario señaló que la entidad tiene las condiciones necesarias para la expansión e inversión de empresas locales, nacionales e internacionales, pues es fuerte en materia de seguridad y formación de capital humano, además de que cuenta con un sólido ecosistema de innovación e investigación vinculado a las necesidades del sector.
Toma de protesta al Consejo Directivo 2018-2019 de la Canacintra.

El Gobernador recordó que al ir a asumir la gubernatura los industriales le pidieron resultados en números.


Todo es resultado del compromiso de los actores del ramo y su impulso a la competitividad, donde cada uno hace la parte que le corresponde, por lo que debemos cuidar que el desarrollo económico no traiga fenómenos de distorsión social ni delitos de alto impacto, sostuvo el titular del Ejecutivo ante el representante de la dirigencia nacional de este organismo, Enoch Castellanos Férez.

Durante el encuentro, celebrado en el Museo de la Canción Yucateca, en el Centro de esta ciudad, el Gobernador indicó que, en sólo cinco años, las manufacturas han crecido 40 por ciento, un avance que normalmente tomaría casi dos décadas. Esto ha permitido consolidar a dicho segmento en la economía estatal, pues significa más del 13 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

En ese sentido, convocó a seguir trabajando por el rumbo de desarrollo que permitió que los últimos 36 meses hayan sido los mejores para la industria de transformación yucateca en 100 años.

Asimismo, recordó que se ha concentrado los esfuerzos por dejar obras de gran calado, como el puerto de Progreso, que con la Zona Económica Especial (ZEE) será entrada y sede de un gran movimiento industrial y tecnológico, y el Aeropuerto de Chichén Itzá, que trae consigo una dinámica logística de almacenaje y carga, así como la obras de infraestructura carretera y ferroviaria, que son parte del engranaje que contribuye al aumento de inversiones en el rubro.

El legado que nosotros queremos dejar es un valor subjetivo, es un elemento subjetivo pero de gran valor: un estado de ánimo, porque cuando la gente se siente optimista, particularmente en un sector tan importante como es el industrial, entonces, viene la confianza. No viene una esperanza; viene una certeza, viene una convicción: RZB.

Luego de que los industriales le compartieran la necesidad de forjar el Proyecto Yucatán 2030, con la participación de todos los sectores para afianzar el progreso económico a largo plazo, el mandatario se sumó a esta iniciativa con el fin de “garantizar que el bienestar de Yucatán se prolongue para asegurar el bienestar de las familias”.

Más allá de dejar grandes obras o proyectos, de lo que más satisfacción siento es de dejar un buen estado de ánimo y optimismo ante el futuro, porque cuando hay optimismo, hay confianza, certeza y convicción para lograr un pleno desarrollo, aseguró.

De igual manera, anunció un recurso por 4.5 millones de pesos para el programa “Hecho en Yucatán”, que se destinará a impulsar y difundir los productos locales y su identidad para detonar al sector.

En su mensaje, Castellanos Feréz subrayó que el Gobierno estatal destaca por su boyante economía, la cual ha sido posible por su capacidad de gestión y, de continuar por este camino, se logrará un México más justo y una entidad más próspera.

Por su parte, el presidente de la delegación local de la Canacintra, Juan Manuel Ponce Díaz, quien repite por un período más, reconoció el trabajo que ha efectuado la presente administración para elevar la calidad de vida de los habitantes.

También, por sumarse al esfuerzo de los industriales para obtener mejores condiciones en cuanto al uso y consumo de energía, como es el caso del logro obtenido recientemente ante la Comisión Federal de Electricidad (CFE), con el que ahora se goza de un mejor tarifa que incide en el precio de sus productos para los consumidores.

Finalmente, expresó que el legado de la actual gestión “no será sólo por los resultados obtenidos sino también por la continuidad de los planes, para que a futuro no vayan a ser modificados por ideologías políticas o por falta de interés”.

Discurso del Gobernador

Muy buenas noches tengan todas y todos ustedes, muchísimas gracias por permitirme esta gran oportunidad de compartir esta ocasión. Yo saludo al ingeniero José Enoch Castellanos Ferez, representante personal del ingeniero Enrique Guillén Mondragón, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, muchas gracias, Enoch.

Al licenciado Juan Manuel Ponce Díaz, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, delegación Yucatán, muchas gracias, Juan Manuel; con él, me permito saludar a todas y cada uno, todos y cada uno de los integrantes de este Consejo Directivo que recién tomó protesta, deseándoles el mayor de los éxitos porque les conocemos y porque sabemos cómo trabajan.

Quiero saludar a los representantes de los Poderes públicos, muchas gracias, Poder Legislativo, Poder Judicial; distinguida presidenta municipal de Mérida, muchas gracias; autoridades militares, navales, funcionarios; presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Campos, muchas gracias; presidentes de cámaras empresariales hermanas que se encuentran aquí presentes, de la misma manera, les saludo con mucho afecto; a la familia de Juan Manuel, les saludo con gran aprecio y respeto.

A todos los integrantes de la Canacintra, reitero la gratitud por permitirme acompañarles, ahora sí que por sexta ocasión, a este evento; felicitarlos por todo el trabajo que han realizado; agradecerles, en nombre de todo el pueblo de Yucatán, lo que han contribuido para el engrandecimiento de nuestro estado, nuestro crecimiento económico, la generación de empleos, la generación de bienestar.
La sinergia entre Gobierno del Estado e industriales ha propiciado el despegue de la economía yucateca.
Verdaderamente, nos permiten sentirnos hoy satisfechos, con muchos retos frente a nosotros pero con un estado de ánimo optimista, con un optimismo sensato, que se refleja en el hecho de ver oportunidades en el futuro inmediato, pero tener siempre los pies en la tierra, estar siempre con los pies bien puestos sobre la tierra y eso es lo que hoy nos permite vislumbrar el futuro con optimismo.
Y por eso, me da mucho gusto que, precisamente, Juan Manuel haya concluido su intervención con ese poema y expresar, de manera tan clara como lo hizo, que este es el momento de Yucatán, porque así lo sentimos los yucatecos, porque así lo sentimos, porque así lo expresamos.

Hace un mes, en el informe de Gobierno, expresaba públicamente que el mayor legado que yo aspiro dejarle a Yucatán, producto de estos seis años de mi administración, no es alguna de las grandes obras que se han hecho, que se están haciendo, o los indicadores, que igual son positivos; no es precisamente algo tangible ni objetivo.

Yo creo que el mayor legado que juntos hemos construido durante estos seis años, cinco años y fracción, porque todavía me faltan siete meses… Y vamos a seguir trabajando hasta el último minuto, esa es una garantía que les quiero dar y vamos a seguir haciendo realizaciones hasta el último minuto, ustedes lo van a ver.

El legado que nosotros queremos dejar es un valor subjetivo, es un elemento subjetivo pero de gran valor: un estado de ánimo, porque cuando la gente se siente optimista, particularmente en un sector tan importante como es el industrial, entonces, viene la confianza. No viene una esperanza; viene una certeza, viene una convicción.

Entonces es cuando se apuesta, entonces es cuando se invierte y entonces es cuando vienen los crecimientos económicos y cuando vienen los buenos números, los buenos resultados. Juan Manuel expresaba que aquí se están planteando conceptos, porque se han planteado muchos números y eso es bueno, porque hoy en Yucatán podemos hablar de números de resultados.

Y particularmente, a ustedes les quiero decir un testimonio de gratitud, porque yo recuerdo que para estas épocas pero hace seis años, iniciando el año 2012 o finalizando el 2011, tal vez, en el camino a la gubernatura, tuve una reunión ahí, en la Canacintra, donde se encontraban muchos de ustedes, varios de ustedes.

Y con la fraternidad que siempre ha existido y la confianza, me dijeron algo que nunca se me olvidó y que, inclusive, he repetido en varias ocasiones, a razón inclusive de diferentes temas, no sólo del económico o el industrial.

Ahí me dijeron “Rolando, sólo lo que es medible es mejorable y nosotros lo que esperamos del Gobierno son resultados, son números, son indicadores, porque luego vienen los políticos y nos hablan, nos dicen rollos, nos dicen muchos discursos, pero no vemos los resultados y los resultados siempre deben ser medibles”, y a mí se me quedó grabado.

De hecho, la persona que lo dijo está aquí presente y lo recordará seguramente, pero se me quedó grabado, ¿saben por qué? Porque es cierto: si no tienes un indicador que te diga cómo vas, todo queda en palabras, y yo creo que no fue casualidad que me lo hayan expresado precisamente ahí, en la Canacintra, y precisamente ahí, en esos años, porque, viendo los números, nosotros hoy podemos decir que veníamos de años bastante complejos para la industria en Yucatán.

Podríamos hablar, por lo menos, con números, con indicadores, de una década anterior complicada donde veíamos que, particularmente, el crecimiento de la industria manufacturera no era con el dinamismo que correspondía y, por eso precisamente, yo hoy dimensiono y entiendo más esa gran aspiración y expectativa de este gran sector industrial de hablar con números, de hablar con resultados.

Y yo, por eso, pondría nada más tres datos, tres datos porque es producto del resultado del trabajo conjunto, porque ahí, en esas mismas dinámicas, en esas mismas reuniones, yo me preguntaba “bueno, ¿qué esperan del Gobierno, del próximo Gobierno?”, y ahí fue donde las aspiraciones, las expectativas, se convirtieron en compromisos; esos compromisos, luego, en realizaciones.

Pero a fin de cuentas, lo que hicimos, como bien lo expresó Juan Manuel, fue una agenda juntos, una agenda donde quedara muy claro qué era lo que le correspondía al Gobierno y qué era lo que le correspondía a los empresarios, y yo creo que hoy podemos decir, ya transcurriendo nuestro sexto año de Gobierno, que juntos hemos hecho cada quien la parte que le corresponde, y podemos hablar y decir que le estamos dando muy buenos resultados a Yucatán.

Tres datos nada más, bien lo decía el ingeniero Enoch hace un momento, son 50 meses de crecimiento muy importante de la industria manufacturera, particularmente los últimos 36 meses con crecimiento a doble dígito; escuchemos juntos esta expresión y este enunciado, porque es un enunciado cierto: los últimos 36 meses han representado la mayor dinámica de crecimiento de la industria manufacturera en Yucatán en los últimos 100 años, y esos son indicadores tangibles y es lo que juntos hemos realizado, es lo que ustedes están realizando.

Dos, la industria de la transformación en Yucatán, en su valor de producción, ha crecido en los últimos cinco años un 40 por ciento; de todo su volumen de peso y producción, de todo su valor de producción, en cinco años ha crecido un 40 por ciento. Como solemos preguntar “y eso, ¿es mucho o es poco? ¿Cómo sabemos si es mucho o es poco?”.

Bueno, en los 10 años previos a 2012, había crecido un 15 por ciento; es decir, en 10 años, creció un 15 por ciento, y en estos cinco años, ha crecido 40 por ciento, ubicando a Yucatán en los primeros lugares, particularmente en el renglón de la industria manufacturera pero, de igual manera, jalando a todo el sector secundario, y eso es algo de lo que nos debemos sentir orgullosos.

Y también, un tercer dato, el peso de la industria manufacturera en el Producto Interno Bruto en Yucatán es un dato muy importante; ese peso que podemos decir que, en los años 70, en 1970, llegó a estar hasta en el 22 por ciento, pero estamos hablando de otra economía de Yucatán, orientada más bien a la industria henequenera, no se había diversificado tanto.

Llegamos hasta el 22 por ciento pero, antes de 2012, había tenido un deslizamiento a la baja y ya andaba en el 10 por ciento, 11 por ciento; ahora, ya hemos rebasado este año 2017 el 13 por ciento del peso de la industria manufacturera en el Producto Interno Bruto.

Hace un rato que estaba yo viniendo, vine de México porque fui al Día del Ejército, y estaba revisando estos números y los apuntes, y con toda honestidad, yo decía “bueno, pasar del 11 al 13 del peso del Producto Interno Bruto, dos puntitos porcentuales, ¿cuánto es?”, y entonces, haciendo los cálculos, esos dos puntos porcentuales equivalen y lo quiero decir, a todo lo que pesaba y valía todo el sector turístico de Yucatán en 2012, alrededor de cinco mil millones de pesos.

Y digo “lo que pesaba el sector turístico”, porque aquí está Michelle y aquí está Juan José, ¿verdad? Y digo que “pesaba” en 2012 porque, ahora, el sector turístico ya ronda en los seis mil, seis mil 500 millones de pesos, igual ha tenido un crecimiento muy, muy importante, pero imagínense ustedes, todo el valor y el peso del sector turístico o del sector de la vivienda en 2012, todo ese valor, alrededor de cinco mil millones de pesos, es el brinco, el salto que se ha dado.

Pero, cuando hablamos de números todos suelen ser muy fríos. Yo hoy les quiero decir muchas gracias, porque esos resultados no han sido sino, el reflejo del compromiso de ustedes con nuestro estado, porque haciendo como Cámara, como organismo empresarial, de impulso a la competitividad, de integración, cumpliendo su misión, sus metas, sus objetivos, hacen la parte que les corresponde para que hoy Yucatán tenga esos resultados.

Y como empresarios en particular han hecho también la parte que les corresponde al invertir para crecer. Es cierto, nos sentimos muy contentos y muy orgullosos de las grandes inversiones extranjeras, internacionales, nacionales que han llegado a Yucatán; pero también nos sentimos muy orgullosos de las micro, medianas y grandes empresas de Yucatán que también han invertido ya sea para establecer grandes empresas o bien, para crecer las empresas ya existentes.

Porque todas ellas han generado inversión, todas ellas han generado crecimiento económico, pero fundamentalmente todas han generado empleo para llevar bienestar a toda la gente. Por eso mi testimonio de gratitud a la Canacintra porque juntos hemos podido hacer esta agenda que dé resultados, y juntos pudimos hacer una agenda donde quedara claro cuáles eran las necesidades y las expectativas de este sector tan dinámico para Yucatán.

En materia de infraestructura, como bien se ha dicho, el tema del ferrocarril, importantísimo, es la Canacintra que se lo expresó al Presidente de la República cuando apenas tenía 20 días de haber tomado protesta en Yucatán; la necesidad del ferrocarril de Coatzacoalcos a Yucatán que se encontraba prácticamente sin funcionamiento, y allí aprovecho para decirles en el tema que bien comentaba Juan Manuel, ahora que ya se ha hecho la gran inversión.

Lo que sigue es el funcionamiento, el servicio y allí les comento que desde finales del año pasado se licitaron los estudios para la asignación de la concesión y ya en este primer semestre estarán dándose los resultados para que pueda asignarse la concesión, que por problemas que hubo en el pasado había generado un problema serio en el servicio; esto nos va a dar una gran visión.

Por supuesto lo realizado en puerto Progreso, que es una tarea no concluida pero que es importante seguir avanzando, la modernización que se ha hecho, las posibilidades que nos da. Un aeropuerto en Chichén Itzá que además de la vocación turística, además de la vocación de pasajeros, tiene una vocación de carga y una visión precisamente para generar toda una dinámica de producción, agroindustria y carga del estado, precisamente por lo que les decía, del gran consumo que hay en la Riviera Maya.

Hoy es un nuevo espacio de oportunidad para Yucatán las carreteras. Por supuesto, la necesidad de gas natural, que sin duda hoy la reforma energética nos ha generado espacios de oportunidad muy importantes para atender este tema, pero también hoy reconocemos como una de las tareas esenciales, de las necesidades esenciales para fortalecer la competitividad de nuestro estado, eso es algo real.

La energía eléctrica, yo me sumo a ese reconocimiento, que precisamente por los acontecimientos recientes allí es donde se ve la solidez de una organización laboral, allí es donde se ve la vocación de servicio y la utilidad para todos los integrantes en esa lucha que se dio y en particular esa gestión que dio resultados que, a fin de cuentas, esos resultados cotidianos, diarios, que se van dando y que pudieran parecer aislados, pero ya vimos que no, conjuntamente generan la integración de esfuerzos todos juntos por un mejor Yucatán.

Todos esos esfuerzos conforman una agenda que tenemos como gobierno nosotros para atender en los próximos meses, ahora sí que hasta el 30 de septiembre de este año. Pero, reitero nuestro compromiso es seguir trabajando hasta el último minuto de nuestro Gobierno para hacer la parte que nos corresponda y esta dinámica, y este momento que hoy está viviendo Yucatán no se detenga, todo lo contrario.

Inversión, crecimiento económico, generación de empleo, esos sin duda son los elementos de la ecuación que generan bienestar. En Yucatán se han dado resultados y en esta prospectiva a futuro yo quisiera compartir la reflexión de cómo en ese planteamiento de atracción e inversión la gran apuesta de Yucatán hoy es clara: nuestra capacidad para formar capital humano, la educación y la seguridad son dos columnas esenciales que hoy nos permiten ser un espacio propicio para la inversión local, nacional e internacional.

Pero también añado un elemento que sé que lo tienen todos muy claro, pero escuchémonos es lo que nos da la visión de futuro y es lo que nos permite encaminar nuestros pasos hacia donde está yendo el futuro global, y me refiero a la innovación. Las empresas, las industrias que tengan la capacidad de innovar serán, sin duda, las que tengan la capacidad de prevalecer. Y aquí en Yucatán hoy podemos decir que tenemos un sólido ecosistema para la investigación y para la innovación.

Y lo más importante, vinculado a las necesidades de los sectores productivos. Me dio mucho gusto la última ocasión que estuvimos allí, las múltiples que hemos estado en la Canacintra hablando de la agenda y de estos temas, cómo es el tema de la innovación y de las posibilidades que hay en nuestro parque científico que un tema – aquí está el doctor Goboy – que un tema que estuvo sobre la mesa y que es un tema que no estaba hace cinco años, pero ahora ya lo está, un gran tema que mira hacia el futuro.

Y finalmente yo les diría, reiterando mi agradecimiento por esta importante ocasión, yo les diría en 2016, particularmente en el mes de octubre, que es la fecha en la que tomamos protesta y acostumbramos cada año dar un mensaje, advertíamos que se venía una dinámica económica importante para nuestro estado. Ya teníamos datos y destellos muy importantes que luego se consolidaron de cómo veníamos en el 2014 y el 2015, de cómo vino el 2016, 2017, números de crecimiento económico muy importantes.

Y hacíamos una reflexión que hoy, hoy amigas y amigos, se hace más que vigente. Lo que en ese entonces expresé y hoy a mis amigas y amigos empresarios de Yucatán les reitero, es que tenemos que cuidar entre todos, sociedad y Gobierno, que el crecimiento económico que hoy tenemos y que sin duda seguiremos teniendo, no traiga consigo los fenómenos de distorsión social que tengan como efecto un incremento delictivo o delitos de alto impacto hoy ausentes en Yucatán, porque así ha sucedido en otros estados y ustedes lo saben.

Porque así ha sucedido en otras épocas, en otros estados que tuvieron un boom económico y después, vinieron los delitos de alto impacto. Sólo una sociedad que tiene la capacidad para mirar hacia atrás en la historia, tiene la capacidad para mirar lejos hacia el futuro.

Por eso, se vale aplaudir, y miren yo se los digo, y a mí por eso me gusta venir y hablar así con ustedes, porque esto que les digo no es secreto, lo platicamos en mesas, lo platicamos en foros y a mí ustedes ni siquiera me dicen Gobernador, me dicen “oye, Rolando –como debe ser–, hay que tener cuidado de esto, hay que tener cuidado de lo otro”, y así como lo platicamos, también lo digo hoy como yucateco, como Gobernador, pero fundamentalmente lo digo como yucateco, porque aquí yo he vivido siempre y aquí espero vivir toda la vida, ya no como Gobernador pero sí como yucateco.

Y así como nos decía el ingeniero Enoch, es cierto, ahora vienen tiempos electivos, naturales, lógicos, y por eso es importante espacios como el que genera la Canacintra y Juan Manuel ya lo dijo, que abrirá espacios que permitirá con todos los actores políticos, con todos los candidatos, con todos. Eso debe ser un proceso electivo, un diálogo, un análisis, escuchar, un diálogo que tiene la garantía en Yucatán de que tenemos una sociedad con una gran cultura cívica, que tenemos organismos autónomos que garantizan la elección.

Un estado que tiene órganos, instituciones, poderes públicos, todos respetuosos de la ley y todos contribuyendo a esa suma, pero también un proceso de análisis, de reflexión conjunta en la que todos los yucatecos, independientemente del rol que desempeñemos, tenemos algo que decir y contribuir siempre sobre una base, el querer a Yucatán, el orgullo que sentimos por Yucatán. El deseo que sentimos que Yucatán siga como va y que tenga seguridad y que tenga crecimiento económico.

Por eso tomamos este planteamiento, un proyecto Yucatán 2030 o 20 30 de qué es lo que podemos hacer juntos hasta el último momento, qué podemos hacer juntos todos para garantizar que Yucatán siempre sea motivo de orgullo para todos, en el que todos podamos trabajar, en el que todos podamos sumar y por supuesto, que sea un Yucatán generador de bienestar y siempre, como dijo Juan Manuel, sea el momento de Yucatán. Muchas gracias y a seguir trabajando todos por nuestro estado.

En mi discurso omití decirlo, pero ya lo habíamos planteado y ya lo había platicado con Juan Manuel. Con el gran proyecto hecho en Yucatán, que impulsa la Cámara para la producción y la comercialización de productos yucatecos, que es un gran proyecto, el Gobierno del Estado va a hacer su aportación, su participación, con 4.5 millones de pesos que ya hemos acordado, para que puedan participar y sumarse a este proyecto, para la promoción, la difusión y todo el impulso.

0 comentarios: