miércoles, 8 de noviembre de 2017

21:10:00
MÉRIDA, Yucatán, 8 de noviembre.- Para proporcionar la información y herramientas que ayuden a las niñas, niños, padres de familia y profesores a prevenir el abuso sexual infantil, el DIF Municipal de Mérida, a través de su Coordinación de Psicología pone a disposición su taller “Escuadrón Protección”, que puede implementarse gratuitamente en las escuelas que así lo soliciten.


Este taller que desde el año 2015 a la fecha ha beneficiado a 2,637 personas, tiene como objetivo principal informar a niñas y niños de tres a 12 años de edad, sobre las situaciones que pudieran dañarles física, visual o auditivamente. Propicia también que los menores aprendan a reconocer su cuerpo, las formas en las que pudieran actuar para protegerse, defenderse o manifestar cuando algo les está lastimando y a que identifiquen las redes de apoyo a las que pueden acudir si llegasen a ser violentados.

Nelia Vázquez Olarte, responsable de la Coordinación de Psicología del DIF Mérida, aclaró que la violencia sexual no sólo se presenta a través de un abuso sexual y/o violación, sino también a través de la exposición a contenidos no adecuados, eróticos e inclusive pornográficos.

“Aunque no son muchos los casos de violencia sexual infantil que nos llegan, si ha incrementado el número de personas que viene a solicitar este apoyo e intervención. La violencia visual es una problemática que afecta mucho la vida del niño, no sólo le impacta a nivel individual, sino también a nivel familiar, educativo y en cada una de las esferas en las que se desenvuelve”, aseguró.

Vázquez Olarte agregó que la comunicación, observación y participación continua en la vida cotidiana de sus hijos, permitirá a los padres de familia prevenir este tipo de situaciones.

“Papá y mamá tienen que hablar con ellos sin alarmarlos, mostrarse comprensivos para conversar sobre cualquier tema, es importante también que les enseñen a conocer su cuerpo y nombrarlo de forma natural y sobre todo que les expliquen a sus hijos que tienen derecho a ejercer la privacidad de su cuerpo, a decir no y a que nadie los toque, grabe o fotografíe si no quieren”, dijo.

La psicóloga del DIF Mérida, destacó que es importante explicarles a los menores la diferencia entre expresión de cariño y caricia sexual y que los agresores pueden ser desde miembros de la familia hasta conocidos como maestros(as), vecinos(as), extraños o personas que los contacten por Internet.

“Cosas que propicien el abuso sexual como tal no existen, por ello es muy importante estar atentos al comportamiento de los niños, los cambios físicos que pudieran ser más evidentes, como laceraciones, heridas, rozamiento o algún moretón en alguna parte del cuerpo pudiera ser evidencia del uso de la fuerza. También pudieran presentarse cambios en los patrones de tipo conductual, el factor violencia les retrae y ocasiona que dejen de hacer cosas por miedo, eviten a cierto tipo de personas, se aíslen socialmente, entre otros factores muy notables”.

Por último, Vázquez Olarte invitó a las personas interesadas en el taller “Escuadrón Protección” y otros que la Coordinación de Psicología imparte, a comunicarse al teléfono 942 0000 extensión 80810, para solicitar estos servicios gratuitos. (Boletín)

0 comentarios: