miércoles, 8 de noviembre de 2017

13:03:00
MÉRIDA, Yucatán, 8 de noviembre.- En el aula grande de la mezquita de Mérida y los salones del hotel Aluxes, ubicado en el corazón de Mérida, se llevó acabo la 1era convención anual de musulmanes ahmadies de México con la presencia de más de 140 asistentes nacionales, extranjeros, musulmanes y laicos interesados en temas de la paz e Islam los días 3 y 4 de noviembre 2017.


El primer Yalsa se realizó en 1891 en Qadian (India), asistiendo 75 personas. Este evento, con el transcurrir de los años, pasó de realizarse humildemente a ser actualmente un evento desarrollado en más de 200 países, contando con 30.000 asistentes.

Los días en que se realiza el Yalsa son benditos porque se dejan las preocupaciones mundanas, concentrándose en mejorar la espiritualidad. Es un evento muy especial donde se puede sentir la hermandad, la paz, la unidad que impregna el ambiente.

A ella asistieron representantes del CAM, el Banco de Sangre de Yucatán, un representante de la iglesia Budista establecida en Mérida y el director de la Biblioteca Estatal; instituciones con las que la comunidad Ahmadía ha colaborado de manera gratuita y altruista, siempre exaltando el amor y la paz para todos. Tema que fue central en esta primera reunión anual, la cual dio inicio el viernes 3 de noviembre a la 1 de la tarde con un sermón y oración en congregación en la mezquita de Mérida.

A la convención acudieron musulmanes de las comunidades mexicanas de Yucatán, Querétaro, Chiapas y CDMX, además de asistentes extranjeros de las comunidades ahmadies de Guatemala, Belice y Estados Unidos. Así como las autoridades de la comunidad Ahmadía y los misioneros que colaboran con las comunidades mexicanas.

Hazrat Mirza Masroor Ahmad, el líder espiritual de la comunidad musulmana ahmadía, envió una carta de celebración y felicitación por la realización del 1er Jalsana mexicano, que fue leído frente todos. El escribió:

“Como miembros de la Comunidad del Mesías Prometido (as) ustedes deben siempre tener en mente el juramento de lealtad (Bai’at) que han realizado, y actuar siempre acorde a sus enseñanzas. Como musulmanes áhmadis, ustedes deben mostrar una conducta y comportamiento ejemplares en todas sus acciones y obras y ser especialmente amables, considerados y afectuosos con todas las personas. Ustedes deben establecer los más elevados ejemplos de bondad, honestidad, integridad, justicia y, sobre todo, Taqwa, es decir, piedad – porque Al-lah mismo ha establecido esta comunidad con el único propósito de revivir el verdadero islam y para servir a la humanidad.”

El programa del evento constó de una serie de conferencias sobre la comunidad, sus creencias, fe y religiosidad, resaltando la importancia del amor y la paz, que es el estandarte de la comunidad. Al final del evento, una cena se sirvió en la mezquita para todos los asistentes. (Boletín)

0 comentarios: