domingo, 25 de junio de 2017

14:05:00
CIUDAD DE MÉXICO, 25 de junio de 2017.- Arturo García vive en Puebla y decidió ir a apoyar a la Selección mexicana a Rusia 2017, pero olvidó un detalle: avisarle a su esposa.

El aficionado, originario de Monterrey, Nuevo León, tomó sus cosas y le dijo a su pareja que iba “por unos cigarros al Oxxo”.

García llegó primero a Wolfsburgo, Alemania, donde tiene parientes, y de ahí voló rumbo a Rusia para presenciar la Copa Confederaciones en Kazán.

Arturo García, fanático del Tri.

Todavía en suelo alemán, Arturo se fracturó el talón de Aquiles jugando vólibol, por lo cual ahora anda sin su esposa, pero sí con muletas en los estadios que albergarán la Copa del Mundo del próximo año.

Luego de ser increpado por sus palabras, el aficionado tricolor insinuó que todo era bromay que sí le dijo la verdad a su esposa. Sin embargo, en las redes sociales ya se volvió viral. (Sin Embargo / Universo Deportivo)

0 comentarios: