viernes, 9 de junio de 2017

02:01:00
Mérida, Yucatán, 9 de junio.- En su momento, el hoy diputado federal Liborio Vidal Aguilar fue el alcalde más joven de Valladolid (1991-1993).


Por esas fechas comenzó su negocio de línea blanca, entonces conocido como Proveedora del Hogar Vidal y actualmente como Bomssa.

Por supuesto, se comenta que le ayudó enormemente ser alcalde para crecer su negocio, a tal grado que empezó a controlar esa zona del estado con precios y dádivas. Todo lo que pedían se lo daba a la gente.

El controlar uno de los municipios más poderosos en Yucatán y con más recursos sirvió a Vidal para consolidar su negocio e influencia en la zona.

Actualmente la empresa es administrada por sus hijas, pues el legislador no confía ni en su sobra.

Es secreto a voces el trato de Liborio a sus subordinados. Se habla de que presuntamente éste es humillante, despectivo, paga poco y es negrero. Exigir es una cosa, pero no se le debe faltar al respeto a la gente ni menoscabar su dignidad.

Aunque estuvo detrás del triunfo de Morena en Valladolid en 2015, pactando para que quedara Alfa Tavera y capitalizando el rechazo al candidato del PRI, Liborio al parecer sigue con el tricolor hasta la fecha.

Sin embargo si se va con Morena para el 2018 -pues suena a que podría ser de los priistas "absueltos de sus pecados" por López Obrador y su candidato a la gubernatura en 2018, con la esperanza de tener un puesto en el gabinete presidencial de ganar AMLO- y pone a su gente en contra de quien sea el abanderado del PRI y el PAN gana la gubernatura el Revolucionario ya no lo aceptará de vuelta, pues ésta sería la segunda ocasión en la que Vidal abandona al partido que le dio esa oportunidad de ser alcalde en 1991 para irse "con la izquierda". (José Repetto)