martes, 30 de mayo de 2017

10:44:00
DACCA, 30 de mayo de 2017.- El ciclón Mora azotaba el martes Bangladesh con vientos de hasta 135 kilómetros por hora, dañando miles de viviendas y provocando la evacuación de 450,000 personas de las localidades costeras del país.

La tormenta tocó tierra en el sudeste del país entre las ciudades de Chittagong y Cox's Bazar a las 06H00 locales (00H00 GMT), anunció el departamento meteorológico. No se señaló de momento la existencia de víctimas pero sí de daños en las viviendas.

El gobierno colocó a buen recaudo a 450.000 habitantes de la región, tras haber emitido una alerta meteorológica de nivel máximo.

En total las autoridades previeron desplazar a un millón de personas, pero luego revisaron su plan a la baja ya que el ciclón fue menos fuerte que lo temido.





Los desplazados "han sido evacuados a al menos 400 refugios anticiclón, escuelas y administraciones de las regiones costeras" declaró Golam Mostofa, alto responsable que coordina la evacuación.

Un responsable de la comunidad rohingya relató los daños producidos en los campos de refugiados de Cox's Bazar, donde viven 300.000 miembros de esta minoría perseguida en la vecina Birmania, y que han huido a Bangladesh.

"Unas 20.000 viviendas en los campamentos de refugiados rohingyas han sido dañadas por la tempestad" declaró a la AFP Abdus Salam.

Techos que vuelan

Ali Zahar, un refugiado rohingya, relató la violencia de los vientos que se abatieron en los campamentos. "Volaron los techos de mi casa, de la de mi madre y mi hermana" contó. "No sé cómo voy a pasar este ramadán".

Miles de viviendas de las región, a menudo construidas de tierra y bambú, fueron dañados por el ciclón, según explicó Anwarul Naser, alto funcionario de la región.

El departamento meteorológico advirtió contra una marea causada por la tempestad, que podría elevar el nivel del mar hasta en 1,7 metros en varios distritos costeros de Bangladesh, donde viven millones de personas. Las autoridades habían llamado previamente a puerto a los barcos pesqueros. También fueron suspendidos los vuelos en los aeropuertos de Chittagong y Cox's Bazar.

Debido a su ubicación geográfica al borde del Golfo de Bengala, Bangladesh es frecuentemente azotado entre abril y diciembre, por ciclones a veces violentos.

En mayo del año pasado, el ciclón Roanu golpeó la costa meridional de Bangladesh, causando la muerte de 20 personas y obligando a 500.000 personas a abandonar sus casas.

En 2007, el ciclón Sidr provocó la muerte de 4.000 personas y causó daños por miles de millones de dólares. La subida de las aguas y las lluvias torrenciales provocaron mortíferos deslizamientos de terreno.

"Esta vez estamos mejor preparados" aseguró Abul Hashim, portavoz de la autoridad de gestión de catástrofes. (Prensa Libre)