lunes, 17 de abril de 2017

21:40:00
LONDRES, 17 de abril de 2017.- El viaje de una familia británica a los parques de diversiones de Orlando, en EEUU, se vio frustrado por un error al completar el formulario del visado de un bebé. Equivocadamente, Paul Kenyon, su abuelo, marcó que el pequeño Harvey planeaba formar parte de actividades terroristas.

El bebé de tres meses, originario de Manchester (Inglaterra) fue convocado a presentarse en la embajada estadounidense en Londres para esclarecer algunas informaciones ingresadas en el formulario del ESTA, la autorización electrónica de viaje para ciudadanos de algunos países.

Faye Kenyon-Cairnscon su bebé, Harvey, y el abuelo, Paul Kenyon. (Steve Finn Photography / The Guardian)

El abuelo de la criatura completó el documento por el bebé, que se aprontaba para pasar sus primeras vacaciones en el exterior. Ante una de las preguntas más polémicas del formulario —"¿Planea participar o ha participado en actividades terroristas, de espionaje, sabotaje o genocidio?"—, el hombre marcó por error la casilla 'sí', informó el periódico británico The Guardian.

El equívoco costó a la familia casi 4.000 dólares, ya que el viaje debió ser pospuesto hasta tener los papeles en regla.

"Fue un error muy caro, pero esperaba que la embajada de EEUU se diera cuenta de que fue un simple desliz, sin tener que hacernos atravesar todo este embrollo. De todos modos, no creo que un terrorista marque 'sí' en la casilla del formulario", dijo el abuelo a The Guardian. (Sputnik)