lunes, 17 de abril de 2017

17:45:00
CIUDAD DE MÉXICO / GUATEMALA, 17 de abril de 2017.- La Fiscal General de Guatemala, Thelma Aldana Hernández, asegura que actuó conforme a la ley al compás de las solicitudes del Gobierno de México. Javier Duarte de Ochoa no pudo ser detenido antes porque no existía una solicitud de aprehensión para extradición por parte de la Procuraduría General de la República (PGR).

Pese a que Duarte está detenido, la búsqueda de las personas que conformaron su red de apoyos para mantenerlo incógnito durante siete meses aún es una tarea pendiente.

Javier Duarte capturado Riviera de Atitlán del municipio de Panajachel.(Foto Policía de Guatemala)

Mientras una serie de ex funcionarios de su Gobierno se hayan detenidos, los más cercanos a Duarte, como su esposa Karime Macías, su cuñada Mónica Guihan Macías Tubilla, o su concuño Santiago Rodríguez Macías, no han sido buscados por la PGR.

Autoridades de Guatemala buscan cómplices locales

Las autoridades de Guatemala investigan los nexos locales que pudiera tener el capturado exgobernador del estado mexicano de Veracruz, Javier Duarte, detenido aquí tras permanecer prófugo durante seis meses, informó hoy el ministro de Gobernación.

“La investigación continúa para determinar si esta persona tenía propiedades en bienes e inmuebles, cuentas bancarias y si hay personas individuales o jurídicas que lo ayudaron en toda esta logística para permanecer en el país”, dijo en rueda de prensa el titular del Interior, Francisco Rivas.

El funcionario afirmó que desde hace unos cuatro meses el gobierno recibió información sobre la posible presencia de Duarte en Guatemala, pero la alerta internacional de captura se activó en Semana Santa debido a que familiares del exgobernador viajaron a la nación centroamericana.

Duarte, exgobernador del estado de Veracruz (este de México), fue detenido la noche del Sábado de Gloria en un hotel del turístico lago Atitlán, por petición de México a través de Interpol, bajo cargos de delincuencia organizada y operaciones con recursos ilícitos.

Un día después, la Policía de Guatemala trasladó al aprehendido, de 43 años, al capitalino cuartel militar Matamoros, una antigua instalación del Ejército, donde un área fue modificada como prisión para reos “de alto impacto”.

“Se diseñó la captura sin incurrir en un daño a turistas debido a la Semana Santa y el hotel completamente lleno, y no se podía poner en riesgo la integridad y vida de los otros. La acción de captura fue limpia y sin realizar un sólo disparo a esta persona”, explicó Rivas.

El ministro aseguró que Duarte ingresó de forma ilegal por la frontera a este país por alguno de “los 100 pasos ciegos (ilegales) que tiene el territorio nacional”.

Ante ello, Guatemala podría expulsar a Duarte por haber ingresado de manera ilegal, pero se procederá a la extradición debido a la gravedad de los delitos que se le imputan en México.

El proceso será ventilado en el Juzgado Quinto Penal  en la ciudad de Guatemala y se espera que tarde entre seis meses y un año, según Alberto Elías Beltrán, subprocurador jurídico y de Asuntos Internacionales de la Fiscalía Federal mexicana. (Sin Embargo / El Periódico)