lunes, 6 de febrero de 2017

15:53:00
MÉRIDA, Yucatán, 6 de febrero.- Continúa la inconformidad entre los padres de familia y el alumnado del Colegio Avelino Montes Linaje, en esta ocasión por las obras de teatro de baja calidad que montan para recaudar dinero, el cual supuestamente será destinado a mejoras.

Desesperados por la baja en clientela, las autoridades escolares del Avelino han impreso lonas para promocionar su negocio.

Éstas representan un doble gasto, pues los papás tienen que comprar el vestuario de los pequeños, de quienes la escuela se aprovecha a cambio de unos momentos de fama.

Harían bien los padres de familia -no sólo la directiva a modo- en exigir que el manejo de dichos recursos se transparente.

También nos informan que en octubre pasado renunció la maestra Beatriz Vinadé, quien estaba a cargo la obra y era directora de artes de la escuela.

El proyecto quedó en manos de Olga Somohano, quien nos indican supuestamente trata mal a los alumnos.

Las autoridades escolares del Avelino buscan no cancelar a toda costa, pues así se les iría abajo su negocio que consiste en obligar a los alumnos a adquirir las entradas aunque no vayan.

Publicidad desesperada

En un hecho sin precedentes para el Avelino, la escuela ha recurrido a la impresión de lonas para promocionarse, esto ante la baja demanda en todos los niveles que ha llevado al próximo cierre de la prepa, considerada siempre la segunda opción para los alumnos del Avelino Montes Linaje que no lograron entrar a las de la UADY.

Éstas y muchas otras cosas más pasan año con año en el plantel, cuya escuela hermana, el Colegio Mérida, también se encuentra en franca decadencia. Ambas escuelas pertenecen a la Congregación Jesús María. (José Repetto)