lunes, 6 de febrero de 2017

14:06:00
TAMPA, Florida, 6 de febrero de 2017.- El presidente de EE.UU., Donald Trump, se ha dirigido por primera vez a las tropas de EE.UU. en la base aérea McDill en Tampa (Florida), donde tienen sede los mandos de operaciones especiales con competencias en la guerra contra el terrorismo. En una breve comparecencia, el mandatario ha reafirmado su intención de “derrotar al terrorismo islámico radical”, según prometió.

“Estados Unidos y sus aliados os derrotarán”, afirmó Trump en alusión a los terroristas. “No vamos a dejar que (el terrorismo islámico) eche raices en nuestro país”. Y, para lograr este objetivo, dotará a las Fuerzas Armadas del país con mayores recursos y el “mejor equipo”.

El presidente estadounidense, Donald Trump, habla tras reunirse con mandos de operaciones especiales en Tampa. (AFP)

Donald Trump insistió de nuevo en la necesidad de aplicar controles de inmigración más estrictos en la frontera, mientras espera el veredicto que dará hoy el tribunal de apelaciones sobre la revocación del veto migratorio ordenada por un juez de Seattle.

El viernes pasado, el juez federal James Robart bloqueó provisionalmente, mientras revisaba el fondo del caso, el veto que desde el 27 de enero impedía temporalmente la entrada al país de los refugiados de todo el mundo y de los ciudadanos de Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Irán y Yemen.

“La libertad, la seguridad y la justicia prevalecerán”, sentenció ante una audiencia muy afín a su discurso, a tenor de los cálidos aplausos que recibió.

Minutos antes, Trump se había sentado a almorzar en una sala llena de tropas en uniforme del Ejército, la Fuerza Aérea y los Marines, así como con miembros de alto rango de su personal de la Casa Blanca. Rodeado de militares, el presidente aseguró que apoya “firmemente la OTAN”.

El mandatario elogió la Organización del Tratado del Atlántico Norte un día después de reunirse con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenber, con quien discutió “cómo animar a todos los miembros de la OTAN de cumplir con sus compromisos en gasto en Defensa”. (La Vanguardia)