lunes, 6 de febrero de 2017

14:14:00
BARCELONA, 6 de febrero de 2017.- Se llama Ashley Glawe, es una adolescente de Portland (Oregón) y nunca olvidará la surrealista emergencia que la obligó a acudir al hospital. Estaba jugando con una pitón que tiene de mascota cuando ésta se quedó atrapada en la dilatación de la oreja derecha. La pequeña serpiente no podía salir ni por un lado ni por el otro y fue necesaria la intervención médica.

El incidente ocurrió cuando la joven estaba con su serpiente Bart. La pitón jugaba rodeando su cuello y hombros como tantas otras veces. Sólo que en esta ocasión Ashley se había quitado el dilatador que suele llevar en la oreja derecha y el reptil metió por allí la cabeza.


La chica intentó sacarse de la oreja al animal, pero no había manera. Como ella misma ha contado en su cuenta de Facebook, tuvo que acudir al hospital para que la ayudaran. No se sabe cómo reaccionaron los médicos al ver este insólito incidente, pero por fortuna pudieron liberar a la pitón sin causarle daño alguno. Bastó con hacer una pequeña incisión en el lóbulo de Ashley, un poco de aceite y ya está.

Como Ashley sabía que esta anécdota era difícil de creer, se encargó de sacarse unas fotografías de ella con la serpiente en el hospital. Acto seguido las colgó en su Facebook donde sus amigos y familiares alucinaron con el suceso como puede verse en los comentarios. (La Vanguardia)