lunes, 6 de febrero de 2017

18:41:00
MÉRIDA, Yucatán, 6 de febrero.- El ausentismo se suma a la mala calidad del trabajo de Nora Pérez Pech, directora del área de Comunicación del PAN estatal, quien goza de muchos privilegios por su muy estrecha cercanía con su jefe, el secretario general Miguel Rodríguez Baqueiro.

Nora Pérez, protegida de Rodríguez Baqueiro, goza prácticamente de una aviaduría de lujo en el Comité Estatal.

Nora llega y se va a la hora que se le pega la gana y no cumple con sus horarios, pues sabe que es intocable y goza de la protección absoluta del también ex alcalde de Tixkokob, cuya gestión en el Comité también ha dejado mucho que desear pues no soluciona nada.

Si algún otro empleado del CDE faltara o llegara tarde, no se lo tolerarían como a ella, quien ha sido hábil para asegurar su permanencia con el mínimo esfuerzo posible.

A pesar de su impuntualidad y el poco trabajo que hace, Nora cuenta con auto oficial, celular y sueldo más prestaciones extraordinarias por ser la protegida de Rodríguez Baqueiro.

Nadie se detendría a cuestionar estos privilegios si Nora cumpliera con su función pero, tal como hemos publicado, la ineficiencia y desidia es la norma en el área de Comunicación Social, que envía boletines fuera de tiempo, mal redactados e incluso con errores ortográficos y de puntuación.

En ocasiones pueden pasar semanas sin que el partido emita un solo comunicado y meses sin que realice una sola rueda de prensa. Salvo temas aislados y muy generales, no se ve un posicionamiento constante y consistente respecto al acontecer diario en la entidad. Amablemente podríamos decir que su labor es ineficaz, por no llamarla nula y desastrosa.

La poca información que el PAN hace llegar a los medios es improvisada y redactada al vapor, muchas veces ni siquiera a modo de boletín sino como dictado en bruto, texto escrito en primera persona, lo cual denota que a la responsable del área simplemente le da flojera darle forma y lo envía tal cual se lo dicta su jefe.

Todo esto y más se le tolera a Nora Pérez por ser la protegida de Miguel Rodríguez Baqueiro. (José Repetto)