lunes, 6 de febrero de 2017

20:29:00
BRASILIA, 6 de febrero de 2017.- El Gobierno de Brasil ha autorizado el envío de 200 efectivos de la Fuerza Nacional al estado de Espírito Santo, con el objetivo de contener una ola de violencia agudizada en los últimos días por una huelga de policías que reclaman mejores condiciones laborales. 62 personas han muerto desde el sábado.

El Ministerio de Justicia y Seguridad Pública brasileño ha confirmado el despliegue en un comunicado y ha explicado que los uniformados tendrán como cometido ayudar en la ciudad de Vitoria, capital de Espírito Santo. Está previsto que comiencen a llegar este lunes por la noche.

El ministro de Justicia, Alexandre de Moraes, ha mantenido conversaciones con las autoridades estatales, entre ellas el gobernador Cesar Colnago, de cara a "solucionar un problema" que se ha recrudecido durante el último fin de semana.

Asaltantes en Vitória, Espírito Santo. (AP)

También se ha implicado en este asunto el ministro federal de Defensa, Raul Jungmann, que tiene previsto partir este lunes hacia Vitoria para comprobar de primera mano la "grave situación de seguridad pública". La nota difundida por este departamento ha anunciado también el envío de militares a la zona, sin especificar cifras.

Las movilizaciones de policías han derivado en escenas de caos en Vitoria y sus alrededores, hasta el punto que se han tenido que suspender actos públicos y se ha cerrado escuelas o centros de salud, según el periódico 'O Globo'. "De ninguna manera vamos a tolerar este tipo de actitud, que deja a la población sin un servicio básico esencial", ha advertido Colnago. (Europa Press)