miércoles, 5 de octubre de 2016

19:04:00
CIUDAD DE MÉXICO; 5 de octubre.- Después de dos días de trabajos fue clausurada la Cuarta Reunión de Enlaces de Género de los Tribunales Superiores de Justicia de las Entidades Federativas, organizada por el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) que encabeza Lorena Cruz Sánchez y la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia (CONATRIB) a cargo de Edgar Elías Azar, cuyos trabajos estuvieron enfocados en robustecer las capacidades de los enlaces en los estados y en la adquisición de herramientas que permitan fortalecer el acceso de las mujeres a la justicia.

Durante la ceremonia de clausura, Lorena Cruz Sánchez, Presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, agradeció a las y los participantes, su compromiso con la agenda de Género y por adquirir las herramientas que les permitirán fortalecer el acceso de las mujeres a la justicia en México, requisito para el ejercicio de cualquier derecho humano.

Señaló que “es precisamente en la construcción de esta igualdad, donde es imprescindible introducir la perspectiva de género, para entender los obstáculos que hoy viven las mujeres cuando necesitan de la procuración e impartición de justicia”.

El propósito de estas reuniones es erradicar las barreras que enfrentan las mujeres y las niñas para acceder a lav Justicia: INMUJERES.

Cruz Sánchez mencionó que hoy México está firmemente comprometido con la Política Nacional de Igualdad. “Por primera vez, y por instrucción del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, la perspectiva de género se incorporó en el Plan Nacional de Desarrollo, y se concretó en el Programa Nacional para la Igualdad de Oportunidades y no Discriminación contra las Mujeres PROIGUALDAD 2013-2018, en donde todos los tribunales de justicia del país tienen tareas asignadas y responsabilidades en el marco de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y de su cumplimiento”.

“El acceso a la justicia es un requisito para el ejercicio de cualquier derecho humano. En un sistema democrático, es vital para la igualdad, para la convivencia social y para generar confianza institucional”, aseguró la Titular del INMUJERES.

Esta reunión tiene un profundo significado, porque solo por medio de un oportuno conocimiento, “es como verdaderamente las mujeres podremos acceder a la justicia y a través de la capacitación y profesionalismo de los responsables de ejercer la justicia, podremos sumar esfuerzos en favor de las mujeres”, agregó.

“Debemos de erradicar las barreras que enfrentan las mujeres y las niñas para acceder a la justicia; tenemos que garantizarles su protección jurisdiccional, que tantas veces es transgredida, debido a las formas intersectoriales o agravadas de discriminación, leyes discriminatorias, estereotipos de género, así como a la impunidad, la corrupción y ausencia de denuncia”, puntualizó.

Lorena Cruz también informó que, en el marco del Informe que el estado mexicano está elaborando para dar respuesta a las recomendaciones emitidas por el Comité de la CEDAW, encontramos que solo 53% de los Tribunales implementan mecanismos para supervisar la aplicación de las leyes sobre el acceso de las mujeres a una vida libre de violencia.

Asimismo, se refirió a que este Comité hace un llamado de atención respecto a la inclusión de paridad en los tres Poderes del Estado, para todas las autoridades en nuestro país. La incorporación de mujeres a los espacios de decisión pública y a los Poderes del Estado debe ser un objetivo central, afirmó.

En su oportunidad, el Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal y Presidente de la CONATRIB, Edgar Elías Azar, indicó que la falta de acceso de oportunidades para las mujeres y los tratos que sufren en detrimento de sus derechos, frecuentemente se basan en estereotipos y prejuicios; “la ley y la jurisprudencia tienen una deuda impagada para con las mujeres, los derechos humanos como concepto surgen de la modernidad para promover la igualdad de las personas en un escenario donde sólo ciertos grupos como la nobleza y el clero tenían derechos”; y como ejemplo está la negación de más de dos siglos en el reconocimiento del derecho al voto de las mujeres.

Añadió también, que la violencia ejercida en contra de ellas, da cuenta del retraso histórico de los derechos de las mujeres, que desafortunadamente no están ahora respetados y siguen aún sin actualizarse.

En esta última sesión, se abordaron tópicos como el mecanismo de alerta de violencia de género y el Protocolo para la Prevención, Atención y Sanción del Hostigamiento Sexual y Acoso Sexual de la Administración Pública Federal.

Al evento asistieron también, Elsa Cordero Martínez, Presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Tlaxcala y Titular de la Unidad de Derechos Humanos y Equidad de Género de la CONATRIB; Jacqueline Martínez Uriarte, Secretaria Técnica de la Unidad para la Consolidación del nuevo Sistema de Justicia Penal Federal del Consejo de la Judicatura Federal (CJF); María Elena Lugo del Castillo, Directora Ejecutiva de Orientación Ciudadana, Derechos Humanos y Género del Tribunal de Justicia de la Ciudad de México; así como integrantes del cuerpo directivo del INMUJERES.