miércoles, 5 de octubre de 2016

10:26:00
FARMVILLE, Virginia, 5 de octubre.- El candidato vicepresidencial republicano Mike Pence marcó tendencia en Twitter después del debate vicepresidencial contra el demócrata Tim Kaine, pero por las razones equivocadas.

A pesar de que numerosos analistas consideraron ganador del careo a Pence, las redes sociales parecen registrar solo una expresión no muy acertada, a juzgar por las valoraciones.

Kaine recordó en varias ocasiones los comentarios de Donald Trump sobre los inmigrantes mexicanos cuando anunció su candidatura el año pasado. El gobernador de Indiana había mantenido un tono moderado durante la conversación, pero al parecer no pudo controlarse.

"Senador, usted acaba de a sacar en cara esa cosa mexicana de nuevo", dijo el gobernador de Indiana cuando Kaine volvió a insitir con el tema. Enlace a Tim Kaine y Mike Pence chocan sobre migración.

El comentario de Pence se convirtió en hashtag #ThatMexicanThing, "esa cosa mexicana". Los usuarios de la red social narraron con etiqueta los logros y dificultades de los inmigrantes mexicanos en el país.

El candidato demócrata a la vicepresidencia, Tim Kaine, y el republicano Mike Pence. El republicano Pence fue mejor en las formas, más reposado que el demócrata Kaine, que interrumpió demasiado. (AFP)

Aquí algunas de las reacciones en Twitter:

"#thatmexicanthing es mi familia que lleva 100 años aquí y todavía nos acordamos de lo que le debemos a nuestras raíces inmigrantes".

"#Thatmexicanthing es mi mamá que ha trabajado como doméstica por 25 años porque su sueño es ver que los sueños de su familia se vuelvan realidad".

"#Thatmexicanthing es mi abuelita que se mudó a San Antonio sin hablar inglés y dormía en una granja recogiendo lechuga todos los veranos".

"#ThatMexicanThing es mi padre que era oficial de policía, mi mamá que era maestra y tú que estás trabajando para el próximo presidente de los Estados Unidos".

"#ThatMexicanThing era mi abuela que recogía algodón y se retiró de la escuela en el quinto grado porque no hablaba inglés. Mi mamá fue la primera en ir a la universidad".

"#Thatmexicanthing donde trabajamos duro, seguimos las reglas y seguimos siendo discriminados. Mientras que @realDonaldTrump engaña al sistema #VPDebate"

"#Thatmexicanthing cuando tus padres inmigrantes son propietarios de negocios que luchan que han pagado más impuestos que #Trump. #VPDebate".

"#Thatmexicanthing es millones de mexicanos que viven en este país y cada uno de ellos paga más impuestos que @realDonaldTrump".

"#Thatmexicanthing es haber nacido en los Estados Unidos pero aún así los racistas te dicen 'Vuelve a México'"".

"Tú sabes que #Thatmexicanthing es mi padre trabajando recogiendo cebollas hasta convertirse en un administrador escolar".

Por cierto, thatmexicanthing.org es una página de registro para votar.

El debate

Los candidatos a la vicepresidencia de Estados Unidos mantuvieron este martes un debate más cordial y equilibrado que el de sus jefes. El republicano Mike Pence ofreció un fuerte contraste en tono y preparación con Donald Trump.

Pence habló con tono calmado y sin perder la compostura mientras el demócrata Tim Kaine le interrumpía a menudo. Kaine hablaba más deprisa y soltaba algunas frases enlatadas, como “eres el aprendiz de Trump” o “Trump no puede empezar una guerra de Twitter contra Miss Universo sin dispararse en el pie”.

Cada aspirante tenía una misión distinta en su encuentro en la Universidad de Longwood en Farmville, en Virginia. Pence, la de ofrecer una imagen más suave de la campaña republicana. Kaine, la de movilizar a la base demócrata y atacar a Trump. Ambos cumplieron con su cometido, pero Pence lo hizo de manera más elocuente y calmada que su rival demócrata.

El candidato republicano a vicepresidente empezó el debate subrayando el “honor” que era para él estar en la mesa con Kaine, destacando su “humildad” y dando gracias. El aspirante demócrata comenzó hablando de su temor de que el futuro de su hijo marine estuviera en manos del comandante-en-jefe Trump y recordando la historia de la lucha por los derechos civiles en Virginia.

El efecto

El impacto del debate entre candidatos a vicepresidentes suele ser limitado tanto por la audiencia más pequeña que el de los encuentros de los aspirantes a presidente como por el interés de las figuras. En este caso, casi la mitad de los votantes no conoce a Pence o a Kaine.

Kaine jugaba en casa. Fue gobernador de Virginia y ahora representa a este estado en el Senado. El lugar del encuentro fue seleccionado por la comisión de debates presidenciales antes de que Clinton escogiera a su candidato a vicepresidente.

El primer debate presidencial ha empujado a Hillary Clinton de nuevo en las encuestas por delante de Donald Trump. A la espera de la siguiente cita entre los dos, este domingo, sus segundos mantuvieron un encuentro menos tenso y más centrado en las políticas públicas.

Los dos hablaban sonrientes y evitaron insultarse entre sí, aunque apenas contestaron a las preguntas de la moderadora, Elaine Quijano, de la CBS. Se comprometieron a trabajar juntos en el futuro e intercambiaron gestos de cortesía. Al final, las familias de ambos subieron al escenario y se saludaron de manera efusiva.

La tarea más difícil le tocaba a Pence, que tenía que defender a un compañero de ticket con el que no comparte retórica ni muchas de sus ideas y hacerlo después de una semana especialmente polémica, entre el hundimiento de Trump en el primer debate presidencial, los insultos a la ex Miss Universo Alicia Machado, los ataques nocturnos en Twitter y su declaración fiscal de 1995, que indica que perdió casi 1,000 millones de dólares y que posiblemente no ha pagado impuestos federales desde entonces. 

El segundo debate entre Donald Trump y Hillary Clinton está programado para el 9 de octubre. (Anneke Ball / Sergio Peralta / María Ramírez / Univisión)