sábado, 2 de julio de 2016

14:23:00
Pedro Echeverría V.

1. ¡Maravilloso! Levantamientos de protesta, manifestaciones, bloqueos por todos lados. Están participando decenas de miles de maestros y están siendo apoyados por muchos miles de padres de familia, por estudiantes, por religiosos, organizaciones de trabajadores. El gobierno tiembla y presionado por los grandes empresarios y medios de información, amenaza con más represión; pero mientras más lo hace en las universidades y otros centros escolares surgen protestas. Pareciera que no hay salida, pero si la hay y el gobierno la tiene en sus manos; libertad incondicional a los maestros presos, abrogación de ceses y pago de salarios.

2. Preciosa consigna universal gritan los maestros de la Coordinadora (la CNTE) desde hace muchos años en las calles: “¡Cuando el pueblo se levante, por pan, libertad y tierra, temblarán los poderosos, de la costa hasta la sierra!”. Y hoy es más real que nunca en México porque parece que el pueblo, al fin, se está levantando y Peña, Osorio, Nuño y los grandes empresarios, tiemblan. ¿Arrojarán más gasolina al fuego los gobiernos reprimiendo con brutalidad al pueblo antes de abordar su avión para huir del país? La verdad es que no lo creo; no los pienso tan tontos y tan necios para seguir repitiendo encarcelamientos y asesinatos.

3. Tendrá que instalar el gobierno un “diálogo verdadero”, serio, y olvidarse de los diálogos mentirosos, controlados e impositivos porque tiene ante sí maestros con conciencia que conocen lo que esto significa. La realidad es que en los diálogos el gobierno no va a ceder, sólo va a reconocer sus gigantescos errores y corregirlos: tiene que sacar de la cárcel a todos los maestros, tiene que devolver plazas y descuentos, así como pagarle salarios a todos los que llevan hasta un año con cheques retenidos. Sólo después de solucionar todo se pueden levantar los bloqueos e iniciar las mesas para los debates sobre la reforma educativa privatizadora.

4. La llamada “Reforma Educativa” no es otra cosa que una reforma laboral y administrativa que se impone a los maestros con el objetivo de acabar con las luchas de más de 35 años vienen instrumentado en todo el país. La llamada evaluación (que pudo ser global, a partir de experiencias y acciones) se convirtió en una trampa de examinación y esto en un examen de opción múltiple; en una evaluación estandarizada, igual a desiguales porque así tiene que ser una evaluación a más de un millón de profesores. Lo que sucede también es que se metió la sucesión presidencial y los políticos quieren lucirse golpeando a los maestros. Pero les saldrá el tiro por la culata.

5. Pero, ¿Qué es la reforma educativa privatizadora del gobierno? a) Imposición de proyecto de EEUU; b) privatización en beneficio de empresarios; c) despido del 50 por ciento de maestros; d) evaluaciones anuales para confirmar o perder la plaza; e) convertir las centros escolares en centros comerciales; f) cuotas en las escuelas y pago de todos los servicios; g) pago hasta por el servicio de excusados, etcétera. En el capitalismo todo es mercancía y negocio que no deje dinero no es negocio. Sólo basta investigar cuantos millones de pesos ingresan a las grandes escuelas privadas (no en las pequeñas) en cuotas, negocios, ventas de artículos, cada año escolar.

6. ¿Qué es la reforma educativa de los maestros de la CNTE? a) Analizar y actualizar los programas de estudio adecuándolos al nivel de los estudiantes y padres de familia; b) Garantizar que los estudiantes desayunen o coman diariamente para asegurar sus atención y comprensión en clase; c) que todas las escuelas cuenten con patios para correr, así como con servicios eficientes de bebederos y baños para todas la necesidades: d) que ninguna escuela carezca de ventanas, techos, pisos y ventiladores en el calor; e) que en todas las escuela se realicen asambleas mensuales o por lo menos cuatro por año buscando que los padres se involucren en la escuela.

7. La batalla de la CNTE y los maestros por sus derechos, ya fue conectada con la sucesión gubernamental. Las aspiraciones presidenciales de Osorio, Nuño, Meade, Videgaray y Mancera, están en juego; pretenden llevarse entre las patas a López Obrador por ser el único político que se ha aliado y comprometido con la lucha de la Coordinadora (la CNTE), de los electricistas y mineros. Por ello cualquier represión contra los maestros y el pueblo, como la que anuncia el secretario de Gobernación, debe ser vista como mandato empresarial y del imperio. Espero que la CNTE mantenga su posición y que Morena siga apoyando la lucha de los maestros. (2/VII/16)