domingo, 17 de julio de 2016

14:04:00
CLEVELAND / BATON ROUGE, 17 de julio.- Tres policías han muerto y al menos otros tres agentes han resultado heridos de diversa consideración en un tiroteo en el sur de EEUU, según han indicado fuentes locales. Algunos heridos están en estado crítico. Esta vez se trata de la ciudad de Baton Rouge, la capital del estado de Luisiana.

Se desconocen los motivos, así como la identidad del atacante, que según la CBS ha sido abatido. No se descarta que haya más implicados. De hecho, según informaciones locales, la policía busca a dos personas que podrían haberse dado a la fuga.

Según asegura la CNN, la Policía recibió una llamada que informaba de "una persona que iba caminando por la autopista Airline con un rifle de asalto". Cuando los agentes llegaron, el hombre abrió fuego.

Según el gobernador John Edwards, podría haberse tratado de una emboscada contra la policía. Los policías han sido trasladados al hospital, según ha confirmado a la CBS el portavoz, el sargento Don Coppola, aunque desconocía el estado de salud de los heridos. 

Los agentes han matado a uno de los tiradores durante el enfrentamiento y persiguen a otros dos. Hay otros tres policías heridos de diversa consideración, uno de ellos en estado crítico. (EFE)

También han resultado afectados miembros de la oficina del Sheriff.Mientras los agentes aún trataban de controlar la situación, pedían a los residentes que se mantuvieran alejados de la autopista Airline, donde se ha producido el ataque. Según un portavoz del cuerpo, la policía rastrea la zona del tiroteo por si hubiera explosivos.

El alcalde de la localidad, Kip Holden, no ha podido explicar si hay alguna relación entre este suceso y las recientes protestas contra la violencia policial contra ciudadanos afroamericanos.

Tensión creciente

Porque la ciudad de Baton Rouge está siendo escenario de violencia desde hace poco más de una semana. La policía de esa ciudad mató a bocajarro a Arlon Sterling, un afroamericano con historial delictivo que se dedicaba a la venta de CDs en la calle.

La muerte de Sterling se produjo cuando la policía fue alertada de que un hombre estaba amenazando con una pistola a una persona en la calle. Los agentes inmovilizaron a Sterling en el suelo y, ante el temor de que éste tuviera un arma, le dispararon seis veces a una distancia inferior a un metro.

Tan solo 24 horas después en Saint Paul, Minnesota, la novia de Philando Castile, de 32 años y también negro, retransmitió a través de Facebook Live la muerte de su pareja. Ella explica en el vídeo que el policía les paró al llevar una luz trasera estropeada y pidió a su novio la documentación del coche.

Cuando su pareja fue a sacar su cartera, el policía vio un arma en la guantera, para la que la víctima tenía licencia. El agente comenzó a gritar "¡no te muevas!" y le disparó hasta en cuatro ocasiones.Estas dos muertes provocaron una ola de indignación y manifestaciones que desembocaron en jornadas de violencia.

El resultado, 200 detenidos en una de las jornadas de protesta en esta ciudad de Luisiana, después de la treintena del primer día y unos 120 más varios días después.Las muertes llegan justo cuando está a punto de comenzar la Convención Republicana, que se celebra en el otro extremo del país, en la ciudad de Cleveland, bajo enormes medidas de seguridad.

En EEUU, el Partido Republicano tiene la mayoría de sus votos entre la población blanca, mientras que el Demócrata cuenta con el respaldo masivo de las minorías: hispanos, negros, y asiáticos.

El día 8 de julio, una de las jornadas de protesta contra la violencia policial, cinco policías que vigilaban la manifestación en Dallas (Texas) murieron tiroteados por un francotirador negro, lo que ha elevado al máximo la tensión racial en Estados Unidos. (Pablo Pardo / El Mundo)