miércoles, 13 de julio de 2016

15:43:00
MÉRIDA, Yucatán, 13 de julio.- Renán Barrera Concha, Coordinador Nacional de Alcaldes en el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN y ex presidente municipal de Mérida, habló en entrevista con Libertad de Expresión Yucatán sobre su actuación como presidente interino del partido en Sinaloa, el escándalo de los "moches" en Yucatán, el prospecto de alianzas a nivel nacional con el PRD en el proceso de 2018, las ventajas de un proceso de designación sobre votaciones internas para la selección de candidatos y la situación del partido en la entidad con miras a las próximas elecciones.

Renán Barrera, ex alcalde de Mérida (foto: José Repetto / Archivo)

Depurar el PAN en Sinaloa e impedir que se infiltre el crimen organizado

Tras las elecciones del pasado 5 de junio, el PAN pasó a ser la tercera fuerza política en Sinaloa tras haberse consolidado como la primera en 2011.

Renán Barrera fungió durante el proceso como presidente interino de Acción Nacional en la entidad, enviado por el CEN tras la destitución de la dirigencia estatal.

Al respecto, el entrevistado señaló que su papel consistió en depurar al partido para que pueda ser competitivo en 2018 y cuidar que no se postularan candidatos que tuvieran nexos con el crimen organizado.

Recordó que el gobierno saliente en la entidad, encabezado por Mario López Valdez, fue de los primeros intentos de coalición que se realizaron.

El candidato de ese entonces, dijo, era un ex priista que no tuvo cabida en el PRI "y que encontró refugio en una alianza que se formó entre el PAN y el PRD, obviamente con un ADN priista a fin de cuentas".

Los primeros dos años de dicho mandato, recordó, fueron con el apoyo de Felipe Calderón. Al ganar el PRI en 2012, el gobernador empezó a tener una relación mucho más estrecha con el Gobierno Federal y a desligarse de las acciones del partido en un gabinete con secretarios del PAN y PRD, teniendo como principal operador político a Gerardo Vargas, Secretario de Gobierno.

Se fue deteriorando la relación del partido con el gobernador y empezó a haber una intromisión del crimen organizado en la estructura del gobierno estatal a través de varias secretarías. Adicionalmente, éste se entrometió en la dirigencia local del PAN, descomponiendo la relación entre los propios panistas.

"Los dirigentes prácticamente se convirtieron en empleados del Gobierno del Estado", dijo Renán Barrera.

A propuesta del Secretario de Gobierno, continuó, el PAN propuso a Lucero Sánchez, la famosa "Chapo Diputada", quien se presentó con un acta de nacimiento errónea y haciéndose pasar por militante de Acción Nacional, cuando nunca lo fue.

Ricardo Anaya, recordó, toma posesión en septiembre como presidente del CEN y ordena al Comité Estatal de Sinaloa que destituya de la bancada a Lucero Sánchez por las acusaciones. La dirigencia en Sinaloa hizo caso omiso y la protegió, argumentando que no podían opinar al respecto hasta que no haya una investigación y una sanción.

"Eso era resultado también del compromiso total que tenía hasta la bancada de Acción Nacional con el gobierno estatal", sostuvo el entrevistado.

"Teniendo información de que está infiltrado el partido por el gobierno y a su vez el gobierno por el crimen organizado, el riesgo que vio el presidente Anaya fue que postulara candidatos como Lucero Sánchez, ya teniendo ellos una agenda muy particular", indicó.

Es por ello que se decidió sacar a dicha dirigencia y hacer una delegación temporal para llevar a cabo el proceso electoral, la cual fue encabezada por Barrera Concha.

"Sin duda el objetivo no era meramente ganar las elecciones, era salvar al PAN de una posible intromisión mayor y de una descomposición mayor del crimen organizado... no tuvimos resultados electorales favorables por una crisis interna del partido, por una prácticamente descomposición al interior del PAN mezclada con los intereses del gobierno y los intereses del crimen", dijo.

La depuración del PAN en Sinaloa, señaló, es un proceso que va a llevar tiempo, posiblemente hasta un año más, pues habrá que depurar el padrón y convocar a elecciones para una nueva dirigencia, así como llegar a acuerdos con los diferentes grupos con miras a la renovación para el 2018.

Renán Barrera indicó que sigue siendo presidente del PAN en la entidad hasta este momento, pero al ser interino su trabajo concluirá cuando se convoque a una nueva elección.

"En septiembre ya debe estar concluido este proceso", estimó.

El escándalo de los "moches"

Respecto a las publicaciones donde se acusa a varios legisladores y ex legisladores panistas yucatecos de haber favorecido a ciertos constructores a cambio de su respectivo "moche", Renán Barrera indicó que éste es un tema donde se ha dicho mucho y ha habido acusaciones de todos lados, señalando que quienes acusan pueden presentar las pruebas correspondientes en la Comisión Anticorrupción del partido la cual está encargada, en su caso, de presentar las denuncias ante la autoridad, o bien ante la PGR.

Señaló que la Comisión no ha podido actuar hasta el momento porque todavía está en la etapa de conformación y elaboración de su reglamento interno y se espera ésta pueda entrar en funciones en septiembre.

"Ha sido un tema reiterado el hecho de que haya pleito entre panistas, independientemente del contenido de esos pleitos... deben ser muy claros los posicionamientos del partido de decir que estamos abiertos a poder revisar cualquier tema y bienvenidas las denuncias", agregó.

En el caso de Yucatán, señaló que ha habido un doble conflicto, primero por los señalamientos contra el dirigente y, segundo, por la petición al mismo de realizar investigaciones.

"El presidente (Raúl Paz) tiene que tener la apertura total, y creo que lo ha dicho, de que se hagan todas las investigaciones que correspondan, incluyéndolo a él, y por otro lado me parece que la contraparte, la parte que de alguna manera está denunciando, debe de presentar las denuncias formales para que podamos entender la seriedad de este tipo de acusaciones", opinó.

El ex alcalde hizo un llamado a que no se mezclen estas situaciones con otro tipo de móvil, pues si no se presentan las denuncias, se pudiera pensar que se trata de un pleito personal, familiar o de grupos internos del partido con miras a obtener espacios en la siguiente elección.

Cuestionado respecto a si este escándalo le beneficia, pues ha empañado a otros aspirantes a la gubernatura, señaló:

"Desde luego que a mí las acusaciones a compañeros de partido no me fortalecen porque al final de cuentas debilitan la institución y lo que yo pediría o haría el llamado es a que se pudieran de alguna manera tratar estos temas y que se haga público si hay algún tipo de prueba que pueda vincular a algún funcionario con un acto de corrupción".

Alianzas en 2018

Sobre la posibilidad de una alianza con el PRD en 2018, señaló que si dicho partido decide postular un candidato presidencial va a ser complicado que pueda haber alianzas a nivel estatal pues en las de este año, explicó, se dieron coyunturas muy locales que permitieron que pudiera haber acuerdos de manera indistinta en los diferentes estados.

"Creo que sería lo ideal pero me parece que no estamos, de alguna manera, en condiciones de poder repetir alianzas como las que acaba de haber", opinó.

Sobre si apoyaría a Ricardo Anaya en sus aspiraciones por la Presidencia de la República, señaló que como miembro del CEN la concentración está en continuar con esta estrategia que les permitió ganar en 7 estados, aparte que el mencionado no ha decidido si va a participar o no.

Sin embargo, señaló que los resultados son favorables para la figura de Anaya:

"Desde luego que al presidente lo posiciona como el líder que mejor resultado le ha dado electoralmente al partido en su historia, desde su fundación".

Renán Barrera describió como una gran y grata sorpresa para todos que una persona de su edad tenga esta habilidad, sagacidad y esté tomando las riendas de un partido que está siendo exitoso pero sobre todo generando esperanza para un cambio en el país.

Ventajas de un proceso de designación

En lo relativo a cómo se decidirán las candidaturas en Yucatán para la próxima elección, ya sea vía internas o designaciones, señaló que esta decisión depende de la Comisión Permanente local.

"Cuando hablamos de designaciones a veces genera un poquito de malestar el hecho de que dicen 'oye, ¿por qué México va a decidir por Yucatán?", reconoció, explicando que para que se pueda dar esta situación la Comisión Permanente de Yucatán tiene que pedirle al CEN que designe candidatos.

"Solamente hay designaciones cuando un estado lo solicita y en este caso el presidente Raúl Paz lo que ha mencionado es que él considera que sería positivo que sea una designación", dijo.

El entrevistado explicó que no se trataría de una designación anárquica o dedazo, sino que es producto de una mesa de acuerdos en la cual se sientan todos los aspirantes y que esta estrategia les permitió ganar 7 gubernaturas.

"En un proceso interno siempre se ha manejado en el PAN que hay quienes ganan y hay quienes pierden y en este estilo de hacer política lo que se está buscando es que haya espacio e inclusión para los más representativos grupos dentro del partido, es decir, que se puedan tomar decisiones objetivas mediante encuestas, datos y factores coyunturales que tengan que ver con la unidad del partido y la aceptación externa que tiene el candidato", explicó.

Lo que había estado pasando dentro del partido, dijo, es que una interna no refleja lo que quieren los ciudadanos, sino quién tiene el control interno del padrón.

Dio como ejemplo su caso en 2012, indicando que si no hubieran votado en ese momento los adherentes hubiera perdido la elección, en un proceso donde participaron 8,000 adherentes y 2,000 militantes activos.

"Cuando solamente tienen derecho a votar los activos, de esos 2,000 yo creo que no hubiera sacado ni 20 votos por el simple hecho de que eran empleados de dependencias federales y estatales. Quien tiene el control y el poder en ese momento es el que maneja las elecciones, por eso creemos que hay que pensar en un panorama mucho más amplio que es el externo al partido", remarcó.

El PAN Yucatán con miras al 2018

Renán Barrera describió las posibilidades del PAN en la entidad como muy amplias porque hay un déficit del actual gobierno en materia de combate a la corrupción. Adicionalmente, señaló que se han tomado decisiones contra los intereses ciudadanos, tal como las relacionadas con el sistema de transporte.

A diferencia de las elecciones 2012, cuando influyó el mal gobierno de Ivonne Ortega y Angélica Araujo para recuperar Mérida, en 2015 al calificarse el trabajo del PAN en la ciudad y el del gobernador la gente decidió que sea Acción Nacional quien siga gobernando la capital yucateca.

"Hay un déficit de estrategia política interna dentro del PRI local que puede hacerles debilitarse aún más con miras a la elección", dijo, haciendo mención de sus derrotas en varios municipios en 2015.

Otro factor, señaló, son los resultados del pasado resultado electoral, que considera pone al PAN en una situación inmejorable de salida con respecto a la carrera gubernamental.

"Yo creo que si se hacen bien las cosas a nivel local, si se toman las mejores decisiones, si hay serenidad de todos los actores que quieren participar en el proceso, sin candidaturas amarradas, sin obsesiones, aquí nadie tiene tatuado candidato para qué va a ser, creo que se puede lograr un buen resultado electoral", concluyó. (José Repetto)