miércoles, 13 de julio de 2016

22:04:00
MÉRIDA, Yucatán, 13 de julio.- En el marco de la sesión ordinaria de Cabildo celebrada este día, la regidora Milagros Romero Bastarrachea, de Movimiento Ciudadano, denunció los malos tratos que reciben los tianguistas, varias situaciones irregulares en el Rastro Municipal, así como el desorden y arbitrariedad en el área de Mercados.

Milagros Romero, regidora de MC (foto: José Repetto)

Respecto al trato que tienen los tianguistas para el desempeño de su labor, dio como ejemplo el caso del Fraccionamiento Del Parque, donde no hay luz y la renta del suministro es de 5 pesos por foco, otros 5 pesos por lugar, más 40 pesos por toldo (si es el pequeño de 2 m), más 15 pesos de derecho de piso, haciendo un total de 65 pesos cuando menos.

"Y no ha habido autoridad que haga algo al respecto", remarcó.

En lo relativo al Rastro, la regidora ciudadana denunció el mal servicio y maltrato que reciben los abastecedores  y su solicitud no atendida de ir acompañados de una comisión de regidores a reunirse con el director  y ver juntos todas las irregularidades, así como en consecuencia hacer una ruta crítica de mejoramiento.

Romero hizo mención de la nueva encargada del Departamento de Compras, señalando que es pariente del líder sindical del rastro.

"Esto es a todas luces incongruente y una burla para quienes pretendemos que las operaciones comerciales se hagan con transparencia y compromiso con el municipio", dijo.

Otro asunto, continuó, es la postura ambigua del municipio en cuanto a la pendiente asignación de lugares en diversas áreas del mercado, la revisión de los derechos adquiridos y los adjudicados y el mal uso de los locales en los mercados del municipio  pues, indicó, hay un importante número dedicados a ser bodegas de ambulantes.

Esta cadena de acciones municipales, explicó la regidora, da como consecuencia que los mercados estén muriendo y junto con ellos la economía de muchas familias, así como afectar el diseño  histórico de los centros urbanos de vivienda.

En lo que respecta al desarrollo urbano, hizo mención del desorden y la arbitrariedad en el que se encuentran una gran cantidad de establecimientos comerciales tanto al interior de las plazas comerciales como al  exterior, donde las áreas verdes ya son usadas como terrazas de venta.

Tampoco, señaló, ha habido dinero para iniciar la transformación del Paseo de Montejo ni se han iniciado las pláticas para mejorar el Centro Histórico para volverlo el orgullo de los meridanos.

"Cuando hablamos de una Mérida solidaria y sustentable, una Mérida con movilidad, cuando hablamos de justicia, de ordenamiento, de reglamentación. ¿A qué nos referimos?  ¿A un deseo?  ¿A un proyecto? ¿O a un plan de acción?. Porque si es esto último, entonces ya deberemos de tener plazos, y mediciones programadas de las acciones para corregir las enormes deficiencias que existen", dijo.

"Como Ayuntamiento sabemos de las problemáticas y rezagos que el municipio presenta y nadie debe esperar soluciones a todos los problemas, es humanamente imposible, pero sí hay que presentar resultados y avances en áreas que la ciudadanía necesita con urgencia y que ya no pueden esperar", remarcó la regidora.

Finalmente, hizo un llamado a entrarle al tema de la peatonalización  de algunas arterias del  Centro Histórico, revisar la distribución de los permisos de paraderos de camiones, retirar a los puestecitos que salen en todas las fotos que se llevan los turistas de la Catedral o de la Iglesia de La Mejorada y liberar las escarpas de vendedores ambulantes o de mesitas que invaden el paso de los dueños de  la ciudad: los peatones.

"No es posible que sigamos planeando, hablando e imaginando una Mérida ideal, sin emprender acciones de fondo en temas torales que los ciudadanos confían que  hagamos. Ya casi llegamos al primero de 3 años y con el 30% de gobierno transcurrido, el saldo no es favorable. Vamos convirtiendo las palabras en acciones de fondo. Vamos dejando huella, vamos ejerciendo el gobierno. Vamos demostrando que somos diferentes", pidió la regidora ciudadana. (José Repetto)