miércoles, 13 de julio de 2016

20:16:00
MÉRIDA, Yucatán, 13 de julio.- El alcalde, Mauricio Vila Dosal, realizó hoy una visita al “Parque Recreativo Manuel Berzunza Carrillo”, conocido como  zoológico de la Mulsay, donde hizo entrega de las obras de ampliación y adecuación del “felinario”, así como de la restauración del área perimetral del área de cocodrilos.


En general el alcalde constató la adecuada atención que se ofrece a las diversas especies que ahí se alojan.

El director de Servicios Públicos Municipales del Ayuntamiento de Mérida, Luis Jorge Montalvo Duarte, mostró a Vila Dosal dos nuevos encierros de 8 x 5 metros cada uno, donde se alojan nuevas especies de felinos.

Estas obras, explicó, permiten, entre otros beneficios, una mejor calidad de vida para los animales en encierro.

Montalvo Duarte explicó que el zoológico de la Mulsay, ubicado en la calle 67 A entre 102 y 102 A, de la colonia del mismo nombre, funciona como anexo del Centenario, y hasta antes de contar con las nuevas instalaciones albergaba a 52 animales de 17 especies diferentes, entre aves, reptiles y mamíferos, pero con la construcción de los nuevos exhibidores en el felinario, donde ahora se alojarán siete ejemplares de tres nuevas especies (puma, tigrillo y jaguarundi), el número de ejemplares llega a 59, de un total de 20 especies.

Las ampliaciones en el felinario, realizadas con una inversión de $200,000, contribuyen al bienestar de los animales, pues se crean espacios más amplios y les permiten mejorar su condición corporal al realizar más actividad física, agudizan sus sentidos (visual, auditivo y olfativo) y mejoran su salud  emocional.

Ahora el felinario cuenta con seis recintos de diversas dimensiones acordes con las especies y cada uno está ambientado con troncos, plantas, madera, cuerdas y huano.  Además, esta área cuenta con pasillos de manejo debidamente asegurados con malla, para evitar la fuga de algún ejemplar.

Los ejemplares de felinos considerados para el área del felinario (antes sólo había uno) corresponden a seis especies: un jaguarundi (Puma yagouaroundi), dos tigrillos margay (Leopardus wiedii), dos jaguares (Panthera onca), un león (Panthera leo), un puma (Puma concolor) y un tigre de bengala (Panthera tigris).

El Parque Recreativo Manuel Berzunza Carrillo fue inaugurado en 1982, pero fue hasta 1984 cuando se realizó la expropiación del terreno, y en 2003 se entregó la documentación al Ayuntamiento. Anualmente recibe unas 36,000 visitas.

El parque es un lugar muy tranquilo y relajante, pues está apartado del tránsito de vehículos y es frecuentado sobre todo por vecinos de las colonias Mulsay, Jardines de Mulsay, Bosques de Mulsay, Xoclán Rejas, Xoclán Carmelitas, Xoclán, Francisco I Madero, Sambulá y parte de la Colonia Bojórquez.

Verificación de la Profepa

En junio pasado la delegación de la Procuraduría Federal del Protección al Ambiente (Profepa) constató el manejo adecuado de los animales en el Centenario. Para esa dependencia el zoológico se mantiene como primera opción en todo el Estado para el resguardo de animales que decomisa en sus operaciones.

La oficina de prensa de la Profepa en Yucatán informó que mandó a sus inspectores los días 9 y 10 de junio pasados para que hagan una exhaustiva revisión de las condiciones en las que viven los animales, la alimentación que reciben y las condiciones físicas en la que se hallan. El dictamen avaló el buen trato y manejo adecuado de los animales del Centenario.

En el recorrido también estuvo César Bojórquez Zapata, coordinador general de Funcionamiento Urbano.

Buen servicio de Internet gratuito

Vila Dosal también constató el correcto funcionamiento del servicio de Internet gratuito que se ofrece en ese parque. Varias personas le comentaron que acuden ahí para aprovechar este servicio buscando información sus trabajos o tareas.