lunes, 7 de septiembre de 2015

17:40:00
BUDAPEST, Hungría, 7 de septiembre.- El ministro de Defensa húngaro, Csaba Hende, renunció hoy a su cargo tras una reunión del gabinete de Seguridad Nacional en la que se debatió sobre la crisis de los refugiados y la construcción de la valla de seguridad en la frontera con Serbia, informó la agencia de noticias MTI.

Hasta el momento no se ha dado una información oficial sobre el motivo de la dimisión de Hende, quien será reemplazado momentáneamente por el secretario de Estado Istvan Simicsko.

La valla de seguridad de casi un metro y medio con alambre de púa debe evitar que los refugiados traspasen la frontera hacia la Unión Europea (UE).

Horas antes, el primer ministro de Hungría, Viktor Orban, reiteró su rechazo a la inmigración de musulmanes. "Nadie puede exigir que Hungría cambie", dijo el jefe de gobierno derechista, citado por MTI, en un discurso pronunciado este lunes con motivo de la reunión anual de diplomáticos húngaros en Budapest.

Nuevos enfrentamientos se registraron en la frontera con Serbia, donde cientos de personas, cansadas de esperar los autobuses, rompieron el cordón policial húngaro y emprendieron la marcha a pie en la carretera principal hacia Budapest. (Repubblica)

Orban se declaró contrario a que la composición cultural y étnica de la población de Hungría cambie a causa de influencias externas.

Sostuvo además que los refugiados procedentes de las regiones islámicas en crisis no huyen a Europa Occidental por razones de seguridad, puesto que ya en Turquía, Grecia, Macedonia y Serbia dejan de sufrir amenazas. Los refugiados vienen porque han elegido vivir en Alemania, aseguró el jefe de gobierno húngaro.

Por "motivos morales", Orban llamó a los inmigrantes a que dejen de viajar al norte de Europa a través de Hungría, porque no puede asumir la responsabilidad por lo que les pueda pasar en el camino.

Hungría tiene la obligación de defender las fronteras externas del Tratado de Schengen, señaló el primer ministro húngaro. Por esto, agregó, es necesaria una valla en la frontera con Serbia. Los conflictos deben resolverse en los países donde estos se desarrollan y sobre el reparto de cuotas de refugiados no se puede hablar hasta que se hayan eliminado las causas de la huida, aseveró Orban.

En la mañana de hoy arribaron casi mil nuevos refugiados a Hungría, informó MTI citando a la policía. El domingo habían entrado desde Serbia 2.203 personas, más del doble que el sábado. Hace una semana se registró el récord diario de algo más de 3 mil 300 ingresos. (DPA / EFE)