jueves, 17 de abril de 2014

18:08:00
MÉRIDA, Yucatán, 17 de abril.- Refrescarse durante estos días de mucho calor no es un problema, ya que un centenar de pequeños que se encuentran de vacaciones de Semana Santa y Pascua, desafían al sol y disfrutan de las piscinas municipales que se encuentran ubicadas en el Aquaparque, al oriente de la ciudad, y en el Parque Ecológico del Poniente.

Desde temprana hora, los niños, provistos de shorts, chanclas y gorras aprovechan la refrescante agua de las piscinas para desafiar las altas temperaturas propias de estas fechas.


El tiempo propicio está acompañando a los días de asueto y muchos padres, mientras llevan a sus niños a nadar, también pasan un rato al aire libre. El objetivo de esta iniciativa del Ayuntamiento de Mérida, es que sus habitantes puedan aprovechar las jornadas de sol en las piscinas municipales y tener una sana diversión.


Los vecinos del Oriente de la ciudad pueden disfrutar de las instalaciones del Aquaparque que cuenta con un tobogán gigante, en tanto que los del Poniente tienen a su alcance la piscina del Parque Hundido que, para la convivencia familiar dispone también de un gran espacio para ejercitarse.

Las familias convierten estas jornadas en una auténtica convivencia ya que muchas llevan hasta la comida y buscan un lugar a la "sombra" para compartir sus alimentos.

Según información proporcionada por la Dirección de Servicios Públicos Municipales, la afluencia diaria oscila entre 100 y 150 personas, sólo en el área de piscinas.

En esta ocasión, para seguridad de los visitantes, las piscinas cuentan con personal salvavidas que está al pendiente para que los bañistas puedan disfrutar sin riesgos de su estancia en las piscinas.

El acceso a las piscinas es gratuito, con un horario de 11 de la mañana a 5 de la tarde, en el Aquaparque, y de 9 de la mañana a 5 de la tarde, en el Parque Ecológico de Poniente.

La apertura de las piscinas al público se prolongará hasta el 30 de abril.