sábado, 2 de noviembre de 2013

23:18:00
MÉRIDA, Yucatán, 2 de noviembre.- Esta tarde se llevó a cabo el taller de lectura "El ingrato placer de la venganza".

Agustín Monsreal leyó el cuento ¡Diles que no me maten! de Juan Rulfo ante unas 30 personas.

A cargo de Agustín Monsreal, el evento forma parte de las actividades literarias con motivo del Festival Internacional de la Cultura Maya (FICMaya) 2013.

En el taller, realizado en el Aula Magna del Congreso del Estado, Monsreal leyó el cuento ¡Diles que no me maten! del escritor mexicano Juan Rulfo, que narra la historia de un homicida a punto de ser ajusticiado tanto desde su perspectiva como la del hijo de su víctima, que obtiene su venganza tras 40 años de la muerte de su padre.

"Cada uno de los personajes tiene razón para hacer lo que hace", explicó Monsreal, reconociendo que tanto el asesino, quien vivió décadas intentanto evitar ser capturado, como quien lo manda matar en venganza están de alguna manera justificados en sus acciones.

Señaló que Rulfo se basó en sus propias vivencias para escribir la historia, ya que su padre fue ultimado cuando él era apenas un niño.

"La orfandad, que es la parte principal de la obra de Ruflo, cobra un nivel extraordinario", indicó.

Reconoció que el autor también pudo ver el dolor del otro, cómo se sintió ese hombre tras huir 40 años: "Él también tenía razón para haber hecho lo que hizo".

Monsreal describió el cuento como una obra maestra, con lenguaje sencillo, directo, colorido y lleno de luz. (JMRM)

0 comentarios:

Publicar un comentario