sábado, 2 de noviembre de 2013

00:25:00
Los bebés pueden reconocer una nana que escucharon en el vientre de su madre varios meses después de nacer, ha revelado un estudio realizado en la Universidad de Helsinki (Finlandia).

La investigación fue llevada a cabo con 24 mujeres que se encontraban en el último trimestre de su embarazo. La mitad de ellas interpretó la melodía “Twinkle Twinkle Little Star” a sus fetos durante cinco días a la semana, en las fases últimas de la gestación.


Los cerebros de los bebés que escucharon esta melodía en el útero reaccionaron más fuertemente a ella tanto inmediatamente después de nacer como cuatro meses más tarde, en comparación con el grupo de control (formado por los bebés de las madres que no habían cantado).


Estos resultados demuestran que los fetos pueden reconocer y recordar sonidos del mundo exterior, informa la Universidad de Helsinki en un comunicado emitido a través de AlphaGalileo.

“Estos resultados demuestran que los bebés son capaces de aprender desde muy pequeños, y que los efectos de su aprendizaje permanecerían en el cerebro durante mucho tiempo”, explica Eino Partanen, uno de los autores de la investigación.

“Este es el primer estudio que rastrea la duración de los recuerdos fetales en el cerebro. Los resultados son importantes, pues nos permiten conocer ciertos fundamentos de la memoria fetal”, apunta por su parte Minna Huotilainen, investigadora principal del trabajo.

Beneficios para el bebé
Los científicos creen que el canto y el discurso resultarían beneficiosos para el desarrollo lingüístico de los recién nacidos.

Por lo que se sabe, el procesamiento de signos y del discurso que lleva a cabo el cerebro de los bebés se basa en parte en mecanismos compartidos, por lo que escuchar una canción desde antes de nacer puede impulsar su desarrollo lingüístico.

En cuanto a los posibles efectos nocivos del ruido de los lugares de trabajo, por ejemplo, sobre los fetos durante el último trimestre de embarazo aún se conoce poco.

Un proyecto de investigación sobre el tema está en marcha en el Instituto Finés de Salud Ocupacional. El presente estudio ha sido publicado por la revista PLoS One. (tendencias21.net / La Repubblica)

0 comentarios:

Publicar un comentario