jueves, 8 de agosto de 2013

10:00:00
MADAGASCAR, 8 de agosto.- Cuando uno oye que un hombre salvó a su perro de un barco que se está hundiendo es difícil no sentirse conmovido por la historia de heroísmo de un amante de los animales, pero la historia se vuelve un poco menos heroica cuando uno se entera de que el hombre salvó al can antes que a su propia esposa.

Rosie días antes del accidente (Foto: Facebook de Graham Anley) 

Eso es al parecer lo que sucedió cuando Graham Anley y su esposa, Cheryl, se dieron cuenta de que su yate se hundía después de que se impactó con un arrecife en un viaje de East London a Madagascar.

Geoff McGregor, comandante del NInstituto Nacional de Rescate Marítimo en North Nondon, dijo que los tres ocupantes del barco llevaban chalecos salvavidas.

El terrier Jack Russell llamado Rosie, de 9 años de edad, llevaba un chaleco salvavidas a medida equipado con un faro de luz estroboscópica.

"A medida que el incidente ocurrió Graham envió una llamada de auxilio por radio y activó la EPIRB (una baliza GPS) pero se vieron obligados a abandonar el barco de manera inmediata", dijo McGregor en una entrevista.

Explicó que Graham primero llevó a Rosie a tierra firme antes de regresar por su esposa, cuya línea de seguridad se había enganchado en el barco.

La pareja y su perro sobreviviero al accidente sin fufrir lesiones

Graham, voluntario que labora desde hace varios años con el Instituto Nacional de Rescate Marítimo, dijo que fue "humillante tener el zapato en el otro pie y necesitar ser rescatado".

Aunque aún no se conocen todos los detalles acerca del incidente, es posible que Cheryl estuviera en condiciones de relativa seguridad y Rosie quedara en una posición más vulnerable si se le dejara en el barco. La pareja no quiso hablar con la prensa sobre su rescate. (Traducción de un artículo de Eric Pfeiffer para Yahoo! News)

0 comentarios:

Publicar un comentario