miércoles, 29 de mayo de 2013

23:18:00
MEXICO, D.F., 29 de mayo.- El Presidente Enrique Peña Nieto aseguró que su Gobierno es consciente del gran potencial que tienen las telecomunicaciones en México, tanto como industria, como proveedora de insumos estratégicos para la economía en su conjunto.

"Estamos convencidos de que el desarrollo de las telecomunicaciones es un requisito fundamental para elevar y democratizar la productividad en nuestro país", señaló el Presidente Enrique Peña Nieto.

Agregó que para conseguirlo es necesario incorporar nuevas tecnologías, innovar procesos productivos, darles un uso más rentable a los recursos e incentivar la creación de empresas más eficientes.

Para atender a los afectados por el apagón, el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, instalará en Tijuana una ventanilla de atención para los usuarios que aún no se benefician, anunció Peña Nieto.

Reiteró que elevar y democratizar la productividad es el mejor camino para que la economía crezca y aumenten los ingresos de las familias mexicanas.

"No se trata de trabajar más, sino de trabajar mejor, de hacer que el trabajo de los mexicanos tenga una mayor renta, un mayor ingreso para las familias a partir de su capacidad productiva. El sector de las telecomunicaciones tiene mucho, mucho que aportar, por ello una de las primeras acciones que emprendimos en el Gobierno de la República fue presentar en el marco del Pacto por México una iniciativa de reforma para promover la competencia económica y el desarrollo del sector de telecomunicaciones", destacó el Presidente Enrique Peña Nieto.

Recordó que el objetivo de esa reforma es que cada vez más mexicanos y pequeñas y medianas empresas tengan acceso a los servicios de las telecomunicaciones.

Mencionó algunos de los beneficios directos que tendrá la Industria de la Televisión por Cable con esta reforma.

Contarán con un marco institucional fortalecido que les dará mayor certeza jurídica.

Se creará un modelo de concesión única para facilitar su transición a las redes convergentes y la prestación de servicios de televisión restringida, voz, datos e internet. Se promoverá una mayor competencia en el sector y se abrirán espacios para facilitar inversiones.

"Si bien la transformación del sector comunicaciones conlleva varios beneficios, implica también nuevas responsabilidades, por ello es que confío que los integrantes de esta Cámara estarán dispuestos también a hacer su parte. Lograr que todos los mexicanos tengan acceso a las tecnologías de la información debe ser una responsabilidad compartida", añadió el mandatario.

Habló al inaugurar la Expo CANITEC 2013, que organiza la Cámara Nacional de la Industria de Telecomunicaciones por Cable.

Se refirió al apagón analógico que inició esta semana en Tijuana. Dijo que se beneficia ya al 93 por ciento de los hogares de esa ciudad fronteriza y que para atender al 7% restante, el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, instalará en Tijuana una ventanilla de atención para los usuarios que aún no se benefician de este apagón analógico.

"Yo debo de decir también que esta medida ha provocado algunos inconvenientes en algunos usuarios pero estoy convencido que es una necesaria e importante evolución que debemos tener en todo el país", dijo el presidente Peña Nieto.

Alejandro Puente, presidente de CANITEC, dijo que el nuevo marco constitucional para las telecomunicaciones creará condiciones equitativas de competencia que se traducirá en el desarrollo y beneficio del país.

"Es por ello que reiteramos nuestra disposición para colaborar en el proceso legislativo que viene como órgano de consulta de gobierno en la elaboración de leyes reglamentarias que harán posible que todos estos conocimientos se cumplan garantizando el acceso equitativo de neutralidad regulatoria e incentivos de inversión ampliación de cobertura y transición ordenada", puntualizó el presidente Enrique Peña Nieto.

Pidió la consolidación de las áreas de servicio social aún pendiente en 2007 y que afectan a millones de usuarios.

Esta medida, afirmó, representaría ahorros para más de 33 millones de mexicanos, equivalente a 8 mil millones de pesos anuales.

La derogación del impuesto especial sobre producción y servicios básicos y telecomunicaciones y que el órgano regulador se abstenga de emitir alguna resolución que permita a los concesionarios con restricciones cometer un fraude a la ley rompiendo el orden y el equilibrio alcanzado por la reforma constitucional. (Noticieros Televisa)

0 comentarios:

Publicar un comentario